Política

Los retos del presidente Bukele para frenar la migración, según analistas en EEUU

Redacción Web-DEM

sábado 10, agosto 2019 - 7:50 pm

Archivo DEM.

En los más de dos meses que lleva dentro de la presidencia de El Salvador, Nayib Bukele ha tenido acercamientos con el gobierno de Estados Unidos, en los que ha destacado que es su "aliado más importante", como lo dijo él mismo durante la reciente visita de la presidenta de la Cámara de Representantes de los Estados Unidos, Nancy Pelosi.

Asimismo, el mandatario salvadoreño ha dejado clara la ruptura con la estrategia que mantenía el expresidente del FMLN, Salvador Sánchez Cerén sobre el acercamiento a China y tener a Venezuela y Nicaragua como dos socios cercanos.

publicidad

"En EEUU tenemos una parte importante de nuestra población. La mayoría de nuestras exportaciones van a EEUU y la mayoría de nuestras importaciones vienen de EEUU; nuestra economía está dolarizada", dijo en un discurso en inglés ante el secretario de Estado de los Estados Unidos, Mike Pompeo. "Es nuestra relación más importante, pero fue erosionada por la anterior administración. Ahora está claro que esta administración quiere trabajar al 100% con su gobierno y su gente", agregó.

De acuerdo a una publicación realizada por la cadena de televisiva estadounidense Univisión analistas de EEUU como Eric Farnsworth, vicepresidente del Consejo de las Américas en Washington DC, un grupo empresarial influyente en ese país, considera que las remesas son "un factor macroeconómico para El Salvador" y Washington podría complicar la ecuación "si deportan a más personas".


El empresario señala que en Estados Unidos viven más de 2 millones de salvadoreños, quienes en 2018 enviaron más de $5,000 millones en remesas familiares, una cantidad que equivale a cerca del 20% del producto interno bruto del país.

Por su parte, el presidente del Interamerican Dialogue, Michael Shifter, dice desconocer las gestiones que esté realizando el gobierno de Bukele para tratar de ampliar el Estatus de Protección Temporal (TPS), pero que duda que puedan conseguir una nueva extensión. Por el momento, sus permisos de trabajo serán válidos hasta el 2 de enero de 2020.

“Soy escéptico con que esta administración de un trato a favor o un TPS a El Salvador”, le dice a Univision Shifter, quien duda que si Trump no ha facilitado un TPS para los venezolanos que huyen de una crisis humanitaria sin precedentes vaya a entendérselo a El Salvador.

Ante estos escenarios, los expertos consideran que para conseguir frenar la migración a EEUU, Bukele deberá reducir los índices de violencia el territorio, porque es uno de los países más violentos del mundo con tasas de homicidios de entre 103 y 50.3 por cada 100,000 habitantes entre 2015 y 2018, muertes violentas atribuidas principalmente a la actividad de las pandillas Mara Salvatrucha (MS13) y Barrio 18.

También deberá fortalecer la economía y crear fuentes de empleo para que los salvadoreños sientan que pueden desarrollarse profesionalmente en su país de origen.

Además, para cumplir con su deseo de recibir inversiones y no sólo donaciones de Estados Unidos, como lo ha pedido en anteriores ocasiones, Bukele tendrá que generar condiciones que generen confianza en el capital extranjero.




Opine y Comente

Diario El Mundo abre este espacio de opiniones para que se pueda debatir, construir ideas y fomentar la reflexión. Por eso, pedimos que se evite hacer uso de ataques ofensivos, que incluyan malas palabras, de lo contrario nos reservamos el derecho de publicación.

Recuerde que este es un medio que está para generar opinión constructiva.