Editorial & Opinion

Los sueños truncados de un clarinetista

Roberto Carbajal / Actor

martes 7, enero 2020 - 12:00 am

Con mucho entusiasmo y grandes ilusiones un grupo de jóvenes músicos y bailarines conformaron una banda musical y  se prepararon con gran dedicación y disciplina para representar a El Salvador en la edición 131 del tradicional evento Desfile de las Rosas, el cual se realiza cada 1 de enero en Pasadena, California. Más de 200 miembros de esta banda denominada “El Salvador, grande como su gente” tuvieron que sortear diversas dificultades, obstáculos y sacrificios por representar  a nuestro país en este evento, uno de esos obstáculos fue el económico, pues el cubrir los gastos de pasajes, visas, estadía, alimentación y otros implica mucho dinero, para lo cual los organizadores buscaron apoyo tanto gubernamental como privado y lograron el patrocinio para suplir estos costos. El comité  El Piche corría con toda la logística y la promoción a esta banda en diversos eventos especialmente dedicados a  nuestros compatriotas. Dicha Institución que preside el Sr. Enot Rubio, quien fue nombrado Embajador Marca País por Proesa en junio 2018 junto con otros salvadoreños que se han destacado en diversos campos como las artes, el deporte, la ciencia y la cultura. La marca país tiene como objetivo fortalecer el conocimiento y posicionamiento del país como un buen destino para las inversiones, exportaciones y el turismo y sirve de plataforma para promover nuestro país por medio de personas que enaltecen la identidad de ser salvadoreño con el slogan: “El Salvador, grande como su gente”. A partir de esto y con el fin de llevar nuestra marca país en este caso a Pasadena por medio de una banda que se constituyó con jóvenes principalmente provenientes del interior del país.

Uno de los músicos de la banda, Andy Lovos, publicó por una red social que le habían pedido vender cierta cantidad de chaquetas como condición  para sufragar gastos por su participación en el Desfile de la Rosas a lo que Andy cuestionó, y se le comunicó que al no cumplir con este compromiso quedaba fuera de la banda automáticamente. Andy no se dio por vencido y lo denunció, llegó en solitario a Los Ángeles y al llegar al desfile, un alguacil recibió la orden de retirarlo del grupo ya  que no estaba autorizado para participar, esto indignó a miles de salvadoreños que se pronunciaron a favor de Andy, incluso el presidente de la República retiró su apoyo a la banda y desligó al presidente del comité de El Piche como embajador marca país. Este suceso ha sido tan triste para un joven connacional que tenía la ilusión de demostrar su talento ante miles de personas y representar dignamente a El Salvador.

Lo positivo que podemos sacar de este vergonzoso suceso  es la conformación de una banda de música de carácter oficial que le dará la oportunidad a jóvenes músicos que nos representen debidamente sin compromisos a cambio, ni con intereses creados y haga que verdaderamente somos salvadoreños grandes como nuestra gente, grande como el joven clarinetista Andy.

publicidad




RECOMENDACIÓN DE LA REDACCIÓN



Opine y Comente

Diario El Mundo abre este espacio de opiniones para que se pueda debatir, construir ideas y fomentar la reflexión. Por eso, pedimos que se evite hacer uso de ataques ofensivos, que incluyan malas palabras, de lo contrario nos reservamos el derecho de publicación.

Recuerde que este es un medio que está para generar opinión constructiva.