Economía

“Me toca regalar mi venta, porque al final no la vendo y esa es pérdida para mí”

Jonathan Pineda

sábado 14, diciembre 2019 - 12:01 am

María Chávez, de 69 años, tiene más de tres décadas de vender platillos y bebidas derivadas del elote en las afueras de la Puerta del Diablo, ubicada en Panchimalco.

Para Chávez, que ha estado acostumbrada a depender de las ventas que ofrecía a los turistas fuera del parque, el cierre del lugar ha hecho que se afecte su economía y su forma de trabajar.

“Me toca que rebuscarme dónde vender, porque aquí está malo. Imagínese, para mañana sábado (hoy), y yo no tengo con qué ir a comprar al mercado y poder darle de comer a mi hija. Además, me toca que regalar mi venta, porque al final no la vendo y esa es pérdida para mí”, explicó.

publicidad

La vendedora espera que en estos días el Istu pueda abrir el lugar y así comercializar un “poquito de lo que vende” porque si la situación continúa, indicó, tendría serios problemas económicos.




RECOMENDACIÓN DE LA REDACCIÓN

“Por más de un año no he podido vender y me he quedado sin trabajo”

Rosa Delmi Carrillo tiene más de 20 años de hacer antojitos típicos -como pasteles, enchiladas y …

MÁS INFORMACIÓN


Opine y Comente

Diario El Mundo abre este espacio de opiniones para que se pueda debatir, construir ideas y fomentar la reflexión. Por eso, pedimos que se evite hacer uso de ataques ofensivos, que incluyan malas palabras, de lo contrario nos reservamos el derecho de publicación.

Recuerde que este es un medio que está para generar opinión constructiva.