Cerrar [X]

Nacionales

“Mecafé” seguirá detenido por el caso Chaparral

Juan Carlos Vásquez

martes 8, enero 2019 - 12:03 am

El empresario Miguel Menéndez fue trasladado al centro judicial, ayer, para escuchar el fallo de la Jueza Noveno de Paz de San Salvador. / Diego García

El empresario Miguel Menéndez Avelar, conocido como “Mecafé”,  enfrentará en prisión el proceso penal en el caso de la presa El Chaparral, por los delitos de lavado de dinero, instigador en el delito de peculado y agrupaciones ilícitas.

En los dos primeros delitos la jueza dijo que al revisar el expediente se encontró con testigos que señalan el papel clave que jugó “Mecafé”, para lograr que se llegara a un arreglo directo con la empresa italiana Astaldi y evitar un arbitraje.

publicidad

Los testigos han dicho que el arreglo directo permitiría obtener un beneficio económico que, por el momento, ronda $3.5 millones depositados en dos empresas  “offshore” de nombre Headford Bussiness y Reyne Services constituidas en Panamá por Menéndez Avelar.

El empresario viajó al país centroamericano para hacer las diligencias de creación de las dos sociedades, y que el dinero que Astaldi les entregó, por el arreglo directo de pago de $108.5 millones por finalizar el contrato llave en mano, fuera depositado a las cuentas de las empresas “offshore”.


De esa forma, la jueza señaló ayer que se configuraron los delitos de instigación de peculado y lavado de dinero. De la primera acción delictiva, testigos dan fe que Menéndez Avelar, en el año 2012, aún y cuando ya no ostentaba ningún cargo público, supuestamente, indujo a Leopoldo Samour, entonces presidente de CEL para que llegara a un acuerdo con Astaldi.

El blanqueo de capitales, según la resolución, se evidencia desde que se crean las dos sociedades en Panamá, con el fin de no dejar rastro de los $3.5 millones entregados supuestamente en concepto de dádivas, por haber cerrado el arreglo directo en la construcción del proyecto que no se había terminado.

El contrato llave en mano que fijó el precio y que ataba al contratista a no variar el monto de la obra y entregarla en 1,500 días, no se cumplió y a pesar de eso se finiquitó a Astaldi en junio del año 2012; pero en el fondo hubo supuestamente un interés dinerario por parte de Mecafé, Leopoldo Samour, el expresidente Mauricio Funes y demás imputados, según la acusación.




RECOMENDACIÓN DE LA REDACCIÓN

Fiscalía: “Mecafé” manejaba CEL en período de Funes

El Ministerio Público indicó que el acuerdo con Astaldi se negoció antes de la administra-ción d...

MÁS INFORMACIÓN
Astaldi, entre casos de corrupción y falta de contratos en América Latina

La empresa italiana no solo presentó problemas en El Salvador, se encuentra en el ojo del huracán ...

MÁS INFORMACIÓN
Fernández asegura que se defenderá en el país y organismos internacionales

El periodista costarricense Lafitte Fernández Rojas, acusado de revelar información secreta sobre el caso de Taiwán, …

MÁS INFORMACIÓN


Opine y Comente

Diario El Mundo abre este espacio de opiniones para que se pueda debatir, construir ideas y fomentar la reflexión. Por eso, pedimos que se evite hacer uso de ataques ofensivos, que incluyan malas palabras, de lo contrario nos reservamos el derecho de publicación.

Recuerde que este es un medio que está para generar opinión constructiva.