Internacionales

Migrante salvadoreña pierde a su bebé bajo custodia de migra de EEUU

Redacción Web-DEM

martes 14, enero 2020 - 9:36 pm

Foto. Archivo

Un solicitante de asilo salvadoreña dijo que guardias del centro de detención del Servicio de Inmigración y Control de Aduanas (ICE) en Otay Mesa le causaron un aborto espontáneo después de que ignoraron sus repetidas súplicas de ayuda médica en enero de 2018, informó NBC San Diego.

Las acusaciones se detallan en una nueva demanda presentada contra el gobierno federal estadounidense y el contratista privado CoreCivic, que dirige el centro de detención en Otay Mesa.

publicidad

Rubia Morales dijo a las autoridades de inmigración que estaba embarazada mientras buscaba asilo en la frontera entre Estados Unidos y México, en San Diego en diciembre de 2017. A pesar de esto, la demanda de Morales afirma que los guardias dentro del centro de inmigración de Otay Mesa la colocaron en una "celda fría" sin la adecuada comida, o una manta para mantenerse caliente, o la rutina necesaria para una mujer embarazada.

Días después, Morales dijo que comenzó a sangrar y sufrir calambres. Ella notificó a los guardias pero dijo que ignoraron sus solicitudes de atención médica. Cuando una enfermera de la instalación respondió a su celda, Morales dijo que no realizó un examen físico, sino que solo buscó un latido cardíaco fetal. El sangrado y los calambres continuaron. Cinco días después sufrió un aborto espontáneo después de colapsar en la fila de comida. Ella dijo que las enfermeras más tarde le dijeron que su bebé podría haberse salvado con la atención médica adecuada.


"Me enferma", dice la abogada de Morales, Joy Bertrand. "Este no es el país en el que quiero saludar a las personas que aparecen en nuestra frontera en su punto más vulnerable".

Bertrand dice que Morales es una de las miles de mujeres embarazadas detenidas en los centros de detención de ICE en los Estados Unidos desde 2017, cuando la administración de

Donald Trump implementó una política de encarcelamiento de mujeres embarazadas en su primer y segundo trimestre, un cambio de la política anterior que prohibía tal excepto en casos extremos o para aquellos que plantean serias amenazas de seguridad.

En cuanto a las afirmaciones de que Morales y otras madres embarazadas no reciben comidas adecuadas, el portavoz agregó que la compañía "proporciona tres comidas nutritivas al día que los miembros del personal también suelen comer. Además, CoreCivic tiene mucho cuidado en ofrecer comidas que respalden dietas especializadas y preferencias culturales.

Los menús son revisados y aprobados periódicamente por un dietista registrado para garantizar que se proporcione una dieta adecuada a los encargados de nuestro cuidado”.

Un portavoz del Servicio de Inmigración y Control de Aduanas de EE. UU. Dijo que el departamento "está comprometido a garantizar la salud, la seguridad y el bienestar de todos los que están bajo nuestro cuidado" y todas las mujeres procesadas en sus instalaciones se someten a pruebas de embarazo.

El portavoz agregó: "Además de las pruebas de detección de embarazo en el momento de la admisión, todos los centros de detención de ICE brindan atención y educación prenatal in situ, así como acceso remoto a especialistas para mujeres embarazadas que permanecen bajo custodia".




RECOMENDACIÓN DE LA REDACCIÓN



Opine y Comente

Diario El Mundo abre este espacio de opiniones para que se pueda debatir, construir ideas y fomentar la reflexión. Por eso, pedimos que se evite hacer uso de ataques ofensivos, que incluyan malas palabras, de lo contrario nos reservamos el derecho de publicación.

Recuerde que este es un medio que está para generar opinión constructiva.