Cerrar [X]

Editorial & Opinion

Mordaza y promoción de la diversidad sexual

Jaime Ramírez Ortega / Consultor legal y de negocios

jueves 4, octubre 2018 - 12:00 am

Una vez más vemos intentos de parte del gobierno del FMLN, de querer amordazar los contenidos que se transmiten en los medios de comunicación, por medio del proyecto de Ley de Espectáculos Públicos, Cinematografía, Medios de Comunicación y Publicidad, que propuso recientemente el ministro de Gobernación, argumentando lo establecido en el artículo 6 de la Constitución, en la parte final que dice que los espectáculos públicos pueden someterse a regulación.

De manera que según el ministro de Gobernación la propuesta de ley indica los parámetros y criterios de evaluación y clasificación de contenidos de los programas de televisión de libre recepción, televisión por cable, radiodifusión, espectáculos públicos, cintas cinematográficas y publicidad. Por otra parte, aduce el ministro que el proyecto busca garantizar la protección de la imagen de la mujer frente a la violencia simbólica y la publicidad sexista; así como regular el contenido de violencia y sexualidad, al cual se ven expuestos los niños, aun en espacios asignados propiamente para su entretenimiento.

En ese sentido, se deben hacer ciertas valoraciones acerca del proyecto de ley, ya que en declaraciones del ministro el proyecto suena estupendo e incluso se le podría promover para un premio Nobel a la paz de El Salvador; pero eso no significa que el contenido de la ley esté exclusivamente enfocado a la erradicación de la violencia y promoción de una cultura de paz, ya que la redacción del proyecto es contrario a la argumentación jurídica que hace el ministro sobre el artículo 6 de la Constitución, ya que se han basado únicamente en la regulación de los contenidos, pero han desconocido el resto del artículo.

publicidad

El artículo contiene los verbos rectores como lo es la libertad de expresión y la moral como límite, ya que toda persona puede expresar y difundir libremente sus pensamientos siempre que no subvierta el orden público, ni lesione la moral, el honor, ni la vida privada de los demás. El ejercicio de este derecho no estará sujeto a previo examen, censura ni caución; en consecuencia, al promover esta ley, no solo se estaría lesionando la libertad de expresión, sino que estaríamos frente a una mordaza; recuerdo que así comenzó Cuba y luego Venezuela, hasta que desmantelaron los medios de comunicación independientes.

Estoy de acuerdo en regular los contenidos violentos y sexistas que se promueven en contra de las mujeres por medio de ciertos programas televisivos; es más, aplaudo que se regule el contenido sexual al cual se ven expuestos los niños y niñas, tal como lo expresara el ministro de Gobernación, pero no se debe olvidar que estas regulaciones ya existen en la ley y en la Constitución, por lo tanto, no veo el por qué crear una nueva ley. Excepto por la promoción implícita que está en el proyecto de la ley, a favor de la ideología de género y la diversidad sexual, ya que al tomarse el tiempo y leer de manera completa el proyecto, nos daremos cuenta que su contenido está encaminado a que aceptemos como normal las prácticas sexuales del moviente LGTBIQ, es decir, que lo bueno que promueven con la mano derecha lo destruyen con la mano izquierda, dado que no se puede hablar de cuidar la salud mental de los menores por los contenidos sexuales a los que son expuestos, pero de conformidad a esta ley, se maneja la importancia de una cultura de paz, y de ver como algo natural la diversidad sexual  y por ende no se debe discriminar.


Es decir, que desean cuidar las mentes de los niños, pero promueven la ideología de género y la diversidad sexual como normal. No hay duda que los organismos internacionales están presionando para que el FMLN, apruebe leyes a fin a la ideología de género y que un día nos despertemos como país, aceptando la normalidad de los matrimonios entre personas del mismo sexo, y que podrán adoptar sin problemas. Y es ahí donde radica la trampa de estas leyes, por eso tenemos que ponerle mucha atención a este tema y organizarnos como sociedad civil, y defender a la familia formada por un hombre y una mujer nacidos así.

Dado que la familia nace en el corazón de Dios, para que puedan sojuzgar la tierra y reproducirse, estoy de acuerdo que no debe de haber ningún tipo de discriminación ni homofobia, pero no se debe confundir la discriminación con la promoción abierta de la ideología de género y la diversidad sexual que está haciendo este gobierno.




RECOMENDACIÓN DE LA REDACCIÓN



Opine y Comente

Diario El Mundo abre este espacio de opiniones para que se pueda debatir, construir ideas y fomentar la reflexión. Por eso, pedimos que se evite hacer uso de ataques ofensivos, que incluyan malas palabras, de lo contrario nos reservamos el derecho de publicación.

Recuerde que este es un medio que está para generar opinión constructiva.