Internacionales

Muro fronterizo, promesa de Trump contra inmigración que demora en concretarse

AFP

sábado 27, julio 2019 - 6:43 pm

Archivo DEM.

La Corte Suprema de EEUU aprobó el viernes la financiación del muro en la frontera con México con fondos del Pentágono, pero la construcción de esta barrera contra la inmigración es una suerte de cruz a cargar para el presidente Donald Trump.

Promesa insignia de su campaña como candidato republicano, cuya primera mención data del 5 de agosto de 2014, el muro fue objeto de muchas batallas, tanto en el Congreso como en los tribunales.

publicidad

- Una promesa de campaña -
"Voy a construir el muro más grande que jamás se haya visto, será un muro de Trump, un muro hermoso", dijo el magnate inmobiliario durante la campaña presidencial.

La barrera, a extenderse a lo largo de unos 3.200 kilómetros de la frontera con México, debe en teoría proteger al país de inmigrantes ilegales, solicitantes de asilo, delincuentes y narcotraficantes.


Así, firmó un decreto presidencial que lanzó este proyecto el 25 de enero de 2017.

- Difícil de financiar -
Según diversas estimaciones, la construcción de este muro podría costar hasta 20.000 millones de dólares.

En agosto de 2016, el multimillonario aseguró que México "pagará el muro, 100%", incluso aún si los mexicanos "aún no lo saben".

En agosto de 2017, subrayó que México "pagará en forma de un reembolso u otro" medio.

En diciembre de 2018, continuó exclamando que México iba a pagar en las negociaciones de un acuerdo comercial. Al mismo tiempo, recurrió al Congreso para obtener un presupuesto de 5.700 millones de dólares para su construcción.

Cuando el Congreso se negó a darle los fondos, sostuvo que militares iban a construir las secciones restantes del muro.

Trump finalmente firmó un "decreto de emergencia nacional" en febrero de 2019 para eludir al Congreso y liberar 6.700 millones en fondos federales. Con ello pretende utilizar 3.600 millones de dólares para la construcción de instalaciones militares y 2.500 millones para destinarlos a la lucha contra el narcotráfico.

Para el presupuesto de 2020, el gobierno de Estados Unidos planea reclamar 8.600 millones.

- Limitado por las apelaciones -
La construcción del muro dio lugar a batallas políticas entre la administración republicana y la oposición demócrata -que recuperó el control de la Cámara baja del Congreso después de las elecciones de noviembre de 2018-, así como los recursos judiciales.

El enfrentamiento entre Trump y el Congreso provocó 35 días de cierre parcial de la administración federal ("shutdown") en el turno de 2018-2019, un récord.

Trump finalmente debió contentarse con un presupuesto de 1.400 millones para fortalecer la cerca en 88 km. Luego decidió activar los poderes extraordinarios que le confiere el decreto de "emergencia nacional".

Pero este decreto se invalidó en marzo mediante una resolución del Congreso, un voto de desconfianza para Trump, quien debió ver a 12 senadores de su lado aliados con los demócratas. Ello lo obligó a usar, por primera vez en su presidencia, el poder de veto para desbloquear los fondos.

En mayo de 2019, un juez de California bloqueó temporalmente el decreto presidencial, entonces Trump se dirigió a la Corte Suprema, que este viernes falló en contra del gobierno, permitiéndole usar 2.500 millones del presupuesto del Pentágono.

En 2017, el fiscal general del estado de California, un bastión demócrata que se oponía a la política migratoria de Trump, presentó una demanda contra la construcción de porciones del muro en los condados fronterizos de San Diego e Imperial. Resultó ser desestimada por un juez federal.

- Geometría variable -
Alrededor de un tercio de la frontera ya está protegida por un muro, cercas o alambres de púas, además de otros elementos como el Río Grande, que forma una frontera natural entre Estados Unidos y México.

En principio hecho en concreto reforzado, el proyecto ahora lo convierte en una pared de acero "con aberturas" o estacas de acero, a través de una "pared solar" para "generar energía". Ocho prototipos de tamaño natural, de hasta nueve metros de alto y ancho, se construyeron cerca de San Diego, California.

En febrero, el asesor de políticas de la Casa Blanca, Stephen Miller, dijo que el muro estaba en construcción a lo largo de 200 km.




RECOMENDACIÓN DE LA REDACCIÓN



Opine y Comente

Diario El Mundo abre este espacio de opiniones para que se pueda debatir, construir ideas y fomentar la reflexión. Por eso, pedimos que se evite hacer uso de ataques ofensivos, que incluyan malas palabras, de lo contrario nos reservamos el derecho de publicación.

Recuerde que este es un medio que está para generar opinión constructiva.