Cerrar [X]

Buenos Días

No es el número sino la calidad de los diputados

Álvaro Cruz Rojas / Editor Jefe

lunes 18, febrero 2019 - 12:00 am

Nuevamente ha surgido una propuesta para reducir el número de diputados en la Asamblea Legislativa, algo que cada cierto tiempo toma fuerza y se vuelve moda en las redes sociales sin mayor reflexión. Hasta a un cura vi ahí todo entusiasmado con la idea. Pero ¿de qué nos sirve reducir el número de diputados si no mejora la calidad de los mismos?

Realmente no importa el número mientras sigamos viendo en las curules legislativas a personajes que no pueden ni leer bien, que no pueden entender las leyes que aprueban o que tienen un comportamiento cuestionable en todo sentido. Si como ciudadanos no sabemos exigir calidad a los partidos políticos ni además sabemos escoger apropiadamente a la hora de votar, entonces no tiene ninguna importancia si son 20, 50, 84 o 150, simplemente el problema es la calidad.

Además, yo creo que una reforma que vale la pena plantearse es la de limitar la reelección de los diputados. Hay legisladores que han estado tres décadas en sus curules y sus aportes son mínimos para el país.

publicidad

¿De qué sirve reducir el número de diputados si los partidos seguirán vaciándose en el parlamento con asesores que, en muchos casos, solo son activistas partidarios que reciben el pago por sus servicios en los institutos políticos y no en la Asamblea misma? El Estado no puede estar pagando hasta el jardinero de algunos diputados -disfrazados de PPI- o a los familiares, y manteniendo a todas sus bases en las planillas legislativas como “asesores”. Esos son los temas que hay que regular, porque si no, vamos a ver que en lugar de 15 asesores por diputado, tendrán 30, aunque sean menos diputados.

La lección de las elecciones presidenciales la deben aprender los diputados con seriedad, porque si no los próximos que pueden terminar derrotados son ellos.





RECOMENDACIÓN DE LA REDACCIÓN



Opine y Comente

Diario El Mundo abre este espacio de opiniones para que se pueda debatir, construir ideas y fomentar la reflexión. Por eso, pedimos que se evite hacer uso de ataques ofensivos, que incluyan malas palabras, de lo contrario nos reservamos el derecho de publicación.

Recuerde que este es un medio que está para generar opinión constructiva.