Editorial & Opinion

#Nomássubsidioabuses

Roberto Vladimir Carbajal-Actor

sábado 28, diciembre 2019 - 12:00 am

Si algún diputado o alguna diputada se hubiese subido a un bus o microbús recientemente la realidad hubiese sido diferente y los representantes del pueblo nos hubiese dado un buen regalo de Navidad, pero tenemos que aguantarnos más tiempo. El regalo se lo dieron a los transportistas que nos siguen amenazando con subirle al pasaje.

El transporte público ha sido uno de los vejámenes más crueles que tenemos los salvadoreños con unidades viejas, contaminantes, asientos rotos y malacrianza de los conductores, los más grave : causan accidentes y no cubren los daños ocasionados,  no respetan las leyes de tránsito,  conducen sin licencia, alcoholizados, drogados, con multas acumuladas y los empresarios no les dan   las mejores condiciones laborales como las prestaciones mínimas de ley.

Muchos legisladores se han  de su lado, y en la sesión plenaria del pasado lunes 23  de Diciembre muchos legisladores se opusieron y otros  ni se atrevieron a votar, se abstuvieron  sin pensar en todo aquel salvadoreño que nos arriesgamos  a subirnos  a estas máquinas obsoletas . Los usuarios del transporte público merecemos un mejor servicio y usamos estos buses y microbuses  sin saber si llegaremos a salvo a nuestro destino,    es lamentable la prórroga que se les otorgó dentro de estos  automotores que la mitad  no los ponen a  trabajar y siempre cobran el subsidio, preguntémonos : ¿Merecen realmente  el subsidio que sale de nuestros impuestos ? Los mismos propietarios de estas unidades aducen que no podrán cumplir con las nuevas propuestas de funcionamiento que se les exigirá y hasta amenazaron con poner una tarifa de $0.83.  y con los $ 0.20  , $0.25, o $0.35 que pagamos apenas logran cubrir los costos de funcionamiento .El mismo Sr. Presidente declaró:  “No vamos a permitir que transportistas suben el pasaje, les decomisaremos los buses y los vamos a manejar nosotros. Si suben la tarifa les vamos a decomisar los buses”.

publicidad

Este era el momento para poner paro a este eterno problema del transporte público por medio de la modernización. “Una ciudad que avanzada no es en la que los pobres pueden moverse en carro, sino una en la que incluso los ricos utilizan el transporte público”según lo expreso el exalcalde de Bogotá Enrique Peñalosa.

La modernización pasa por implementar el transporte masivo y con otra alternativa de funcionamiento que no contamine, un modelo amigable al medio ambiente y que de gusto viajar ahí, como existe en otras urbes donde el ciudadano promedio utiliza el transporte público y saca su vehículo los fines de semana para paseo familiar.  Al final lo mejor sería darle el subsidio al usuario pero siempre se corre el riesgo que el transporte continúe dando el servicio de la misma manera sin modernizarlo , y seguir prórroga tras prórroga, es evidente que el tema político-partidario pesa ,  un partido tenía en otras legislaturas  entre sus diputados a empresarios del transporte.


En la última plenaria del año, el partido mayoritario en la Asamblea Legislativa  se reunió a puerta cerrada y salieron a aprobar la prórroga , los transportistas doblegaron a los legisladores y se salieron con la suya. Y los usuarios seguiremos aguantándonos los vejámenes que vivimos a diario por un bendito subsidio a un pésimo servicio, por eso #Nomássubsidioabuses.




RECOMENDACIÓN DE LA REDACCIÓN



Opine y Comente

Diario El Mundo abre este espacio de opiniones para que se pueda debatir, construir ideas y fomentar la reflexión. Por eso, pedimos que se evite hacer uso de ataques ofensivos, que incluyan malas palabras, de lo contrario nos reservamos el derecho de publicación.

Recuerde que este es un medio que está para generar opinión constructiva.