Editorial & Opinion

Partidocracia y voto en el exterior

Aldo Álvarez / Abogado y directivo del CD

sábado 18, enero 2020 - 12:00 am

Tal y como lo vaticiné en mis intervenciones públicas en los últimos días, en la plenaria de esta semana la Asamblea Legislativa aprobó la legislación correspondiente para “permitir” el voto en el exterior para elección de diputados, supuestamente “cumpliendo” con una resolución de la Sala de lo Constitucional de la Corte Suprema de Justicia, CSJ, que desde hace casi cuatro años estableció que los ciudadanos en el exterior tienen el derecho a ejercer el sufragio también en las elecciones para Diputados y Concejos Municipales, al igual que lo tiene para la elección presidencial, por lo que le ordenó a la Asamblea crear el marco legal para volverlo efectivo.

Para ello, la Sala de lo Constitucional le dio parámetros específicos para legislar, uno de ellos es que debía establecerse un procedimiento que fuera expedito y que garantizara la homologación en la medida de lo posible con la facilidad de votar dentro del país. También le señaló que debía comprender el mecanismo correspondiente para elegir Concejos Municipales. Estableció la Sala en dicha sentencia que de ser posible se debía implementar dicho mecanismo en la elección de 2018, pero que si ello se volvía extraordinariamente complicado, podía implementarse a más tardar en las elecciones de 2021, señalándole que debía legislar sobre el particular, por lo menos un año antes de dicha elección, por ende hasta el último de febrero de este año.

Pero como a la mayoría de los diputados y especialmente a los de la “rancia partidocracia” lo que menos les interesa es el fiel cumplimiento de las sentencias que le emite el Supremo Constitucional en la forma en que se lo mandata, como lo último que les interesa es realizar los mecanismos adecuados y facilitadores para que los compatriotas en el exterior puedan participar del proceso electoral salvadoreño -y que bien ganado se lo tienen y a quienes les debemos tanto en este país, especialmente en materia económica-; como lo último que les interesa es profundizar la democracia y permitir que la gran mayoría de salvadoreños aptos para votar, tanto en el interior como en el exterior del país, lo puedan realizar fácil y expeditamente; como lo último que le interesa a la moribunda partidocracia es que sea el soberano tanto dentro como fuera del país sea el que al final termine eligiendo y configurando un nuevo Congreso y nuevos Concejos Municipales; como lo último que les interesa son estos aspectos mencionados, cruciales y fundamentales en una democracia que se precie medianamente de serlo, entonces podemos comprender la intempestiva, sorpresiva, poco discutida y difundida, INCONSTITUCIONAL -porque no cumple con los parámetros señalados por la sentencia de la Sala, ni en cuanto a lo procedimental ni en cuanto a lo sustantivo-, “reforma legal” realizada el pasado jueves por la “rancia partidocracia”. Les ha importado tan poco el cabal cumplimiento de lo mandatado y ha sido tan burda y absurda reforma legal, que no sólo mantuvieron un ineficiente y poco idóneo modelo de voto postal en el exterior, que probó ser un fiasco en la elección presidencial pasada y mediante el cual no llegaron ni a cinco mil los compatriotas que votaron, sino que además dejaron por fuera -¿deliberadamente?- el voto desde el exterior para Concejos Municipales.

publicidad

Está pues sumamente claro que el cálculo político de esta reforma legal es el de velar por sus particulares y mezquinos intereses partidocráticos, pues saben y están tan claros que el voto de la diáspora será tan aplastante y demoledor para ellos, que prácticamente los va a hacer desaparecer o casi desaparecer en la próxima Asamblea Legislativa y en los Concejos Municipales, y no les ha importado el interés de los hermanos en el exterior, el de la profundización de la democracia, el de la constitucionalidad, no, son sus mezquinos y miserables intereses de subsistencia los que los han llevado a semejante resultado. Pero son tan ruines y perversos que el hecho de haber legislado tan burda e inconstitucionalmente, me lleva a pensar que lo han hecho con la clara intención que el Presidente de la República la vete -como era previsible para ellos- y luego de eso intentar superar el veto presidencial para que en últimas se vaya a un proceso para dirimir la controversia entre legislativo y ejecutivo a la Sala de lo Constitucional y en ese “alargamiento” de los tiempos no entre en vigencia ninguna reforma legal y se haya boicoteado definitivamente la posibilidad del voto desde el exterior para Diputados y Concejos Municipales. Así de ruines, así de perversos y así de viles son. Pronto serán historia. Hoy por hoy venga el veto presidencial de ese adefesio.




RECOMENDACIÓN DE LA REDACCIÓN



Opine y Comente

Diario El Mundo abre este espacio de opiniones para que se pueda debatir, construir ideas y fomentar la reflexión. Por eso, pedimos que se evite hacer uso de ataques ofensivos, que incluyan malas palabras, de lo contrario nos reservamos el derecho de publicación.

Recuerde que este es un medio que está para generar opinión constructiva.