Cerrar [X]

Editorial & Opinion

Pase lo que pase, sigamos adelante

Sherman Calvo / Empresario

viernes 8, febrero 2019 - 12:00 am

La actitud mental positiva consiste en dejar de exigir a la vida lo que no te puede dar. Las personas actúan del siguiente modo: salen a la calle y quieren que todo salga a su gusto. Esto no es factible y si la vida fuese así, correría el enorme peligro que ante el mínimo problema, por absurdo que sea, se derrumbaría por los suelos, de hecho ya está ocurriendo en nuestra sociedad.

Aquello que nos decimos a nosotros mismos afecta radicalmente la calidad de nuestras vidas así como la habilidad para hacer cosas efectivamente. Somos lo que pensamos. Si nuestro discurso interior es negativo, pues eso somos: seres pesimistas irradiando energía negativa. Por el contrario, si nuestro discurso interior es positivo somos seres que creamos y emanamos energía positiva. El pensamiento positivo y el pensamiento negativo son semillas. Siembra ideas y sentimientos positivos en tu mente y recogerás acciones positivas. La gente de espíritu negativo va llena de comentarios derrotistas, repitiéndolos continuamente.

Seguramente has escuchado alguna vez, frases inútiles como las siguientes: Nada me sale bien. Esto siempre me pasa a mí. Ya se arruinó todo. Nada va a resultar. Es inútil esforzarse. Aún cuando a la gente negativa le está yendo bien, nunca reciben con positivismo aquello bueno de la vida y terminan diciendo: Esta racha de buena suerte durará poco. Me gustaría que todo siempre saliera bien, pero es imposible. En cambio la gente de pensamiento positivo, con metas de triunfar y salir adelante, va por la vida con frases muy diferentes: Nada es imposible. Tengo fe que todo saldrá a mi favor. La buena suerte siempre me acompaña. Hay que tener confianza. Hay que esforzarse. Y si algo malo les sucede, no se derrotan, por el contrario, su discurso es de esperanza y entonces se dicen: No hay mal que por bien no venga. Siempre hay que buscar el lado bueno de las cosas. Pase lo que pase hay que salir adelante. Gente negativa ve los hechos malos como a una película, se miran a sí mismos como los perdedores, los derrotados, los últimos, las víctimas, mientras que la gente positiva se enfoca, se miran como luchadores, emprendedores, dueños de su destino, creadores continuos de su propia película.

publicidad

Ante lo que se nos venga, mantén conversaciones positivas contigo mismo e inmediatamente veras la diferencia en tu actitud personal, en tus acciones, en tu vida. Así es que, en cualquier momento de tu vida por el que estés atravesando, sabes que de todas maneras tienes que seguir adelante. Mientras vivas vas a tener que continuar, no debes desistir, la mira puesta siempre en lo que te has dispuesto a cumplir, a realizar, a alcanzar en esta carrera apenas acabes una meta mucho antes ya te has puesto otra.

Si crees que puedes, puedes, por supuesto que tú puedes; yo tengo mucha fe en mi gente, ¿crees en Dios?, cree también en ti, yo creo firmemente que en todas partes del mundo están enterrados diamantes, gente valiosísima que incluso ella misma se tiene que descubrir, habrá que limpiarlo, tallarlo, pulirlo, para descubrir su hermosura. Yo creo mucho en mi gente, esa que todos los días sale de sus casas a partirse el alma, buscando no sólo el pan nuestro de cada día, sino buscando también la superación, el logro de sus metas, el cumplimiento de todos sus objetivos. Como somos la mayoría de salvadoreños, gente noble y trabajadora.


Si crees que puedes, ¡por supuesto que puedes! A veces nos desgastamos ante la adversidad. Si hay que romper paradigmas, costumbres, barreras, mapas, fantasmas de nuestra propia mente, ¡pues hay que hacerlo!, ¡inmediatamente!, si no te han ayudado a nada, entonces ¿por qué los tienes en tus archivos guardados cuando son solo basura?

Cierro con este pensamiento: “No llores por lo que perdiste, lucha por lo que te queda. No llores por lo que ha muerto, lucha por lo que ha nacido en ti. No llores por quien se ha marchado, lucha por quien está contigo. No llores por quien te odia, lucha por quien te quiere. No llores por tu pasado, lucha por tu presente. No llores por tu sufrimiento, lucha por tu felicidad. Con las cosas que a uno le suceden vamos aprendiendo que nada es imposible de solucionar, solo sigue adelante”.




RECOMENDACIÓN DE LA REDACCIÓN



Opine y Comente

Diario El Mundo abre este espacio de opiniones para que se pueda debatir, construir ideas y fomentar la reflexión. Por eso, pedimos que se evite hacer uso de ataques ofensivos, que incluyan malas palabras, de lo contrario nos reservamos el derecho de publicación.

Recuerde que este es un medio que está para generar opinión constructiva.