Cerrar [X]

Nacionales

Piden detención para acusados de trata de personas en Oriente

Rosa Fuentes

miércoles 13, marzo 2019 - 12:02 am

La PNC trasladó de San Miguel a San Salvador a las víctimas encontradas. / Rosa Fuentes

La unidad Especializada de trata de personas de la Fiscalía General de la República acusó a los hermanos Edgar Francisco y Edwin Arnoldo, ambos de apellidos Juárez García, por el delito de trata de personas en perjuicio de personas de origen guatemalteco, en el juzgado Cuarto de Paz de San Miguel.

Los imputados fueron detenidos el pasado 9 de marzo en la residencial Andalucía, de San Miguel, luego que víctimas denunciaran que los detenidos los habían traído con promesas de pagarles por la venta de piña que realizarían, pero no les pagaron.

publicidad

La fiscal detalló que cuando ingresaron a la vivienda encontraron a 49 víctimas en condiciones deplorables.

Los hacían trabajar por un promedio de 30 días y luego los regresaban a la aldea de origen, en Guatemala, y traían otro grupo a trabajar en estas condiciones, dijo la Fiscalía ayer cuando presentó la acusación.


En el grupo que se encontró, unas víctimas tenían 15 y hasta 20 días de estar laborando sin que les pagaran.

Las promesas que les hacían cuando se los traían a El Salvador es que por cada piña vendida les pagarían un quetzal, moneda guatemalteca. Es por eso que la Fiscalía General de la República pide la detención para ambas personas.

Las víctimas fueron trasladadas de San Miguel a San Salvador, el domingo pasado y aún no han sido repatriadas porque podrían declarar en el proceso. Ante las acusaciones, la defensa de los detenidos señala que las personas no estaban en contra de su voluntad y reconocen que habían menores de edad, entre las víctimas. “En el grupo de estas personas sí hay adolescentes quienes le pidieron trabajo a mis defendidos”, dice el abogado.




RECOMENDACIÓN DE LA REDACCIÓN



Opine y Comente

Diario El Mundo abre este espacio de opiniones para que se pueda debatir, construir ideas y fomentar la reflexión. Por eso, pedimos que se evite hacer uso de ataques ofensivos, que incluyan malas palabras, de lo contrario nos reservamos el derecho de publicación.

Recuerde que este es un medio que está para generar opinión constructiva.