Cerrar [X]

Economía

Política migratoria de EE.UU. puede ser oportunidad para C.A.

Redacción Economía

miércoles 11, abril 2018 - 12:00 am

En 2017, los migrantes enviaron a El Salvador más de $5,000 millones en remesas. / DEM

Si bien la política migratoria de Estados Unidos tendrá efectos negativos en la economía de los países centroamericanos, también constituye una oportunidad por la mejor preparación académica y experiencia laboral que poseerían estas personas, señaló el Proyecto Estado de la Región (PEN), de Costa Rica.

La administración del presidente estadounidense Donald Trump canceló el Estatus de Protección Temporal (TPS, en inglés) para 195,000 salvadoreños y 2,500 nicaragüenses, mientras 57,000 hondureños podrían perder este beneficio en un futuro, señaló el PEN en un comunicado.

publicidad

En el caso salvadoreño, el TPS estará vigente hasta septiembre de 2019 y si no tienen una legislación que les ampare, se enfrentarán a la deportación.

“Aquellas personas que sean retornadas a sus países poseen probablemente educación formal y experiencias laborales distintas a las que tenían cuando dejaron sus países de origen”, señaló el PEN, basado en un análisis realizado por uno de sus investigadores, Mario Herrera. En ese sentido, añadió, los países centroamericanos deben aprovechar este capital humano, de manera que contribuya a suplir la demanda insatisfecha de recursos humanos con perfiles afines a los que poseen estas personas.


 

Protección de derechos humanos

En su análisis, Herrera señaló que la política migratoria estadounidense también es una oportunidad para que Centroamérica fortalezca las acciones regionales tendientes a proteger los derechos humanos, la integridad física y patrimonial de los migrantes y sus familias.

El investigador del PEN considera que emprender medidas de este tipo contribuiría a “mejorar la gestión de las migraciones a nivel intrarregional”, pues prevé que “aumenten los flujos hacia otros países centroamericanos, especialmente Costa Rica y Panamá, y otros destinos en América Latina”, ante las mayores restricciones para ingresar a Estados Unidos.

En 1990, indicó el PEN, cerca de la mitad del total de migrantes de la región residía en EE.UU, mientras que una tercera parte radicaba en países de Centroamérica. Para el año 2000, más del 75 % de la migración centroamericana se hallaba en el país norteamericano, proporción que se mantiene hoy en día.

Los migrantes centroamericanos en EE.UU. pasaron de un millón a tres millones, entre 1990 y 2017. Estas personas son responsables de millonarios flujos de remesas familiares que llegan a la región.

“Los efectos negativos podrían ser muy fuertes. Por ejemplo: El Salvador, Honduras, Guatemala y Nicaragua recibieron más ingresos por remesas que por inversión extranjera directa (IED) en 2016. En el caso de El Salvador, las remesas fueron 11 veces mayores que la IED”, indicó.

En 2016, el país recibió $4,581.12 millones en remesas familiares, señalan las estadísticas del Banco Central de Reserva (BCR), y la IED neta llegó a $347.42 millones.




RECOMENDACIÓN DE LA REDACCIÓN

Flujo de inversión extranjera cayó en $118 millones en 2018

La repatriación de beneficios de las empresas a sus casas matrices fue mayor este año, según BCR....

MÁS INFORMACIÓN
Inversión extranjera creció 42 % hasta marzo

En los primeros tres meses de 2018, la economía salvadoreña captó $238.8 millones en inversión extranjera …

MÁS INFORMACIÓN


Opine y Comente

Diario El Mundo abre este espacio de opiniones para que se pueda debatir, construir ideas y fomentar la reflexión. Por eso, pedimos que se evite hacer uso de ataques ofensivos, que incluyan malas palabras, de lo contrario nos reservamos el derecho de publicación.

Recuerde que este es un medio que está para generar opinión constructiva.