Cerrar [X]

Editorial & Opinion

¿Por qué “las caravanas” migran al norte?

Sherman Calvo / Empresario

viernes 2, noviembre 2018 - 12:00 am

Problemas económicos, conflictos políticos y la violencia, son algunos de los motivos que llevan a muchas personas a abandonar su hogar, como sucedió con la más reciente caravana,  misma que, a su paso por Guatemala y México, los migrantes formaban una cadena dispersa. Sus eslabones eran pequeños grupos o brigadas, que se acercaban y se alejaban en función de sus capacidades físicas y económicas. Los que tenían dinero y podían avanzar en autobús, los que tenían que viajar de jalón, los que tenían que caminar largos trayectos.

Hacia fuera, el éxodo masivo de inmigrantes hondureños es horizontal, no tiene líderes visibles, ni portavoces. Existe, sin embargo, una organización hacia el interior. De otra forma, la coordinación de la ruta y de los miembros del contingente sería imposible. En la vanguardia de la caravana, algunos miembros llevaban chalecos verdes. Hay migrantes que se dejan guiar, que se mantienen con el contingente porque es su mejor apuesta para seguir hacia el norte.

Después de que la caravana rompió el cerco policial en la aduana guatemalteca y corrió eufórica por el puente fronterizo, se toparon con las puertas de México cerradas y fue cuando se vino el episodio de los gases lacrimógenos y pimienta que lanzaron los agentes mexicanos, en respuesta a una supuesta agresión de los migrantes. El puente era una ratonera, no había para dónde correr, estaba abarrotado. Las escenas fueron dramáticas. El precedente ha sido difícil de olvidar entre los migrantes. Muchos niños y mujeres tuvieron que replegarse, como pudieron, con los ojos llorosos, a merced del calor y de la concentración masiva de gente.

publicidad

Las organizaciones no gubernamentales han alertado también sobre las difíciles condiciones que la caravana enfrenta: durmiendo a la intemperie y expuestos a la inseguridad del crimen organizado, o a ser detenidos y deportados por las autoridades. Todo esto en grupo, en el que uno de cada cuatro migrantes son niños y adolescentes, de acuerdo con la organización Save the children.

Buscar culpables de organizarla es importante para deducir responsabilidades, pero eso no va a detener el goteo imparable de ciudadanos que escapan mes a mes de la pobreza material y la falta de futuro, para intentar cruzar desiertos y muros rumbo a los Estados Unidos en busca del “sueño americano”. El debate nacional debería ser otro. Un gobierno responsable y coherente se preguntaría qué está fallando, o reconocer de facto el fracaso del modelo económico y social que impulsan.


Leí un interesante artículo que decía: “…La gente emigra hacia otros países para vivir con dignidad”. Decía también el artículo, “Charlé con decenas de migrantes varados. De manera franca te cuentan que ya están cansados de todo, del añejo e ineficiente gobierno de su país, y a pesar de prometer oportunidades de desarrollo, seguridad, garantizar salud y educación pública, no soportan sus vidas grises, la falta de oportunidades de trabajo”.

El migrante no tiene madera de mártir, entonces preguntémonos: ¿Por qué emigran los centroamericanos al norte? Es comprensible la difícil situación económica y social de la gente de diferentes nacionalidades. La pobreza que obliga a las miles de personas a arriesgar sus vidas para alcanzar las fronteras del norte. La inseguridad, falta de oportunidades y miseria que motiva a centroamericanos y mexicanos a cruzar la frontera con Estados Unidos. Pero al mismo tiempo, debemos preguntarnos  qué pasa con los cubanos y venezolanos,   existen algunas interrogantes que merecen mejor entendimiento y análisis. ¿Por qué emigran también los cubanos al norte y  los venezolanos en todas direcciones, de países con  “pleno empleo”? Las cifras oficiales de desempleo son ínfimas según sus gobiernos. Todo el mundo tiene su vejez asegurada en Cuba. El Estado socialista garantiza la vivienda; en Venezuela gozan de un altísimo subsidio a la gasolina… ¿Por qué emigran los cubanos al norte, en una balsa hechiza, huyendo de un país donde supuestamente sus hijos tienen garantizada la enseñanza gratuita? ¿Por qué emigran los cubanos de un país donde la asistencia médica y los sistemas hospitalarios están disponibles para todos los ciudadanos?

Uno podría hacer docenas más de preguntas semejantes, todas ellas, consecuentes con los logros económicos, sociales y políticos que dicen haber alcanzado los cubanos y venezolanos, según proclama el castrismo y el chavismo. ¿Por qué rechazan los cubanos y venezolanos ese presente y arriesgan su vida por un incierto futuro? ¿Será acaso porque viven una pesadilla que no acabamos de comprender en toda su profundidad?




RECOMENDACIÓN DE LA REDACCIÓN



Opine y Comente

Diario El Mundo abre este espacio de opiniones para que se pueda debatir, construir ideas y fomentar la reflexión. Por eso, pedimos que se evite hacer uso de ataques ofensivos, que incluyan malas palabras, de lo contrario nos reservamos el derecho de publicación.

Recuerde que este es un medio que está para generar opinión constructiva.