Editorial & Opinion

¿Qué hace el Sica por Nicaragua?

Andrée Cardona / Colaborador

sábado 30, noviembre 2019 - 12:00 am

¿Qué hace el SICA por Nicaragua? Es una pregunta tan compleja en actuales circunstancias que vive la región por problemáticas varias y no sólo Nicaragua; sin embargo, en Nicaragua se viven momentos difíciles e impactantes de represión policial, cientos de presos políticos y miles en el exilio que en su mayor parte se han ido a Costa Rica.

El SICA podemos deducir que no ha hecho mayor esfuerzo para poder llevar a cabo acciones que de verdad coadyuven a una pacificación democrática y nuevas elecciones a la presidencia.

La democracia en Centroamérica a diario se pone a prueba con exigencias grandes de los ciudadanos que buscamos que las grandes problemáticas puedan ser solucionadas con planificaciones sinceras y a largo plazo no resultando ser gobiernos que prometen tanto y hacen muy poco. En esta época resulta sorprendente que hayan presos políticos luego que la región tuvo conflictos armados que no deben repetirse siendo una de las causas el bloqueo a la libre expresión.

publicidad

¿Por qué huyen los ciudadanos de Nicaragua? Porque en su país están viviendo momentos en los cuales la prosperidad económica no puede darse ni la generación de empleos que se tenía no hace mucho. Ahora bien, llama mucho la atención también que Costa Rica, siendo el territorio que abarca mayor número de refugiados de Nicaragua, su gobierno no exhorte de forma enérgica a la Secretaría General de SICA a hacer un plan de acción migratorio que responda a las necesidades que ya Costa Rica a mediano plazo no va a poder cubrir.

Probablemente, sólo el gobierno salvadoreño ha condenado al gobierno dictatorial de Nicaragua muy ocasionalmente, el resto de los gobiernos en Centroamérica y República Dominicana siendo parte del proceso de la integración centroamericana se han quedado en silencio, por la famosa “no injerencia”, tal como ha mencionado mi colega columnista Armando Rivera Bolaños. Es vergonzoso que no se diga la situación con nombre y apellido: la situación represiva de Nicaragua es ordenada por el gobierno de Daniel Ortega.


El SICA últimamente ha realizado una serie de foros para apoyar a la empresa privada, a las Mipes, ha tratado el tema migratorio de Centroamérica a Estados Unidos, ha realizado certámenes literarios ¿pero Nicaragua qué? ¿Los refugiados de Nicaragua qué? ¿Quién va a responder por ellos? ¿Quién va a responder por los sacerdotes, estudiantes y ciudadanos reprimidos y encarcelados por causas políticas?

Próximamente habrá un foro de SICA con importantes empresarios centroamericanos pero los que verdaderamente deben realizar esto es la SIECA (Secretaría de la Integración Económica Centroamericana) que tiene su sede en Guatemala.

Para eso existen diferentes Secretarías, en el tema migratorio y de refugiados el SISCA (Sistema de la Integración Social Centroamericano) puede tener relevancia pero al menos yo no he leído en periódicos de la región que puedan darnos a conocer alguna iniciativa migratoria regional de protección.

Es el momento de pensar seriamente en una reforma estructural del SICA porque los momentos desde la suscripción del protocolo de Tegucigalpa de 1991 a la actualidad son bastante diferentes, la sociedad civil poco cree que SICA trabaje por el bien de los ciudadanos centroamericanos.

“La debilidad más grande es que SICA no posee una carta democrática centroamericana” (Chamorro) yo estoy en total acuerdo con este postulado porque sin este elemento todas las decisiones que se puedan adoptar desde el Consejo de Ministros de Relaciones Exteriores se circunscriben sólo a simples recomendaciones y acuerdos que la enorme mayoría de ciudadanos poco comprenden.

Teniendo una verdadera carta democrática centroamericana entonces sí se podrá actuar de verdad en la grave situación de Nicaragua; los consensos y voluntades son parte importante para poder solucionar todo tipo de problemáticas, todo lo que le sucede a un país centroamericano afecta directa o indirectamente al resto. El llamado a nuevas elecciones y una pacificación verdadera en Nicaragua no es sólo responsabilidad de ciudadanos, sino que también de estos organismos que fueron creados para velar y promover la integración centroamericana, de lo contrario se podría deducir su inoperancia.

Los valores patrios morazánicos que tanto pregonan muchos por ahí anhelando nuevamente lo que se conoció como República Federal de Centroamérica, se ponen a prueba para ser solidarios con la situación de Nicaragua y exigir el cese de la represión, diversificar la verdadera integración centroamericana.




RECOMENDACIÓN DE LA REDACCIÓN



Opine y Comente

Diario El Mundo abre este espacio de opiniones para que se pueda debatir, construir ideas y fomentar la reflexión. Por eso, pedimos que se evite hacer uso de ataques ofensivos, que incluyan malas palabras, de lo contrario nos reservamos el derecho de publicación.

Recuerde que este es un medio que está para generar opinión constructiva.