Cerrar [X]

Editorial & Opinion

¿Quién ganó el domingo?

Rafael Domínguez / Periodista

miércoles 6, febrero 2019 - 12:00 am

Sin duda el resultado fue favorable a Nayib Bukele, los votos fueron de forma apabullante a su favor, es un gane legítimo y válido, pero al margen de esto hay que señalar que el verdadero ganador sigue siendo el pueblo salvadoreño que muestra crecimiento y madurez democrática, eso que los partidos políticos han perdido. El máximo ganador es el pueblo que, empoderado de su visión, vota y define lo que cree es más conveniente; el pueblo es, como dice la Constitución, quien realmente tiene el poder.

En este principio no hay perdedor alguno, porque se ha fortalecido la democracia como sistema y como concepto para dirimir nuestras diferencias de visión, se ha consolidado el concepto de representatividad que se entrega a voluntad, pero con reservas, porque tampoco es un cheque en blanco para el futuro gobernante, y es precisamente desde aquí donde comienza y termina todo, porque si el pueblo define y entrega poder, este mismo es el que debe ahora custodiar que se haga lo que se debe, comenzando por el cumplimiento de promesas electorales y luego por el respeto y cumplimiento de la ley; el pueblo debe ahora continuar con este proceso de vigilancia, de exigencia y de constante evaluación para que los errores del pasado no vuelvan a suceder.

Es cierto que tenemos partidos corruptos, todos sin excepción, incluyendo al del ganador, con gente corrupta en los cargos; por eso creo que es el pueblo el que ahora, tomando su papel como elector, debe darle seguimiento y no permitir que regresen los abusos y las malas decisiones, porque si el compromiso es solo elegir y luego permitir, el proceso no mejorará ni nos dará los resultados esperados; por eso somos ganadores como país, tenemos la mejor oportunidad para hacerlo bien.

publicidad

Me ha parecido bueno ver también crecimiento en los ganadores y los derrotados; todos aceptaron su resultado sin insultos ni reclamos, sin desprecio y con mucha humildad, lo cual se traduce en respeto al elector, a los distintos pensamientos y a las distintas y variadas maneras de ver la realidad, las cuales, sea cual sea el resultado, seguirán presentes, siendo parte unos del gobierno y otros de la oposición; eso es la ganancia, poder convivir con tus oponentes, con tus detractores y de todos poder sacar lo mejor para hacer lo mejor.

Suena utópico quizás, pero no podemos descartar la teoría del sistema democrático, estamos más bien obligados a hacerla realidad y en esto también tiene mucho que ver el que gana, porque éste tendrá el poder; pero depende de su actitud y de cómo ejerce ese poder para sumar, pacificar, atraer o continuar en la polarización de las ideas. El ciudadano debe estar ahora en el centro de la sala, también participando; debe ser escuchado, porque su delegación de poder no es fría, debe ser parte del éxito a alcanzar.


Lastimosamente y no puedo dejar de señalarlo: el ganador comienza con pie hinchado, al jugarse una carta que violó la ley electoral, llamando al voto en medio del proceso electoral y eso no puede ser en la conducta del próximo gobierno; por eso, como ciudadanos ganadores, debemos exigir respeto y coherencia, pues el éxito de lo “nuevo” debe comenzar por ahí, porque no es muy nuevo el abuso, el engaño, la prepotencia, la arrogancia política y por consiguiente la corrupción; así, si vamos a de verdad tener un “nuevo “ gobierno, las muestras deben ser otras.

Me siento complacido, como salvadoreño, de este proceso, porque se eligió como la mayoría quiso, con la libertad plena de conciencia y bajo la libertad plena de expresarlo. Ahora espero el resultado y que el próximo gobierno deje la campaña para centrarse en resolver los problemas y en cumplir sus promesas.

Por hoy ¡todos somos ganadores!




RECOMENDACIÓN DE LA REDACCIÓN



Opine y Comente

Diario El Mundo abre este espacio de opiniones para que se pueda debatir, construir ideas y fomentar la reflexión. Por eso, pedimos que se evite hacer uso de ataques ofensivos, que incluyan malas palabras, de lo contrario nos reservamos el derecho de publicación.

Recuerde que este es un medio que está para generar opinión constructiva.