Cerrar [X]

Internacionales

Régimen de Ortega es más letal que el chavismo

Redacción Internacional

sábado 2, junio 2018 - 12:00 am

La sangrienta represión en Nicaragua ni siquiera es superada por la protagonizada por el régimen chavista en 2017. De acuerdo con cifras de organizaciones  pro derechos humanos y reportes del diario El Nacional de Venezuela, en un periodo similar entre abril y junio de 2017, la brutal represión de los cuerpos de seguridad del gobierno de Nicolás Maduro contra las manifestaciones opositoras dejaron 48 muertos.

El diario nicaragüense La Prensa contrasta que el mismo periodo los muertos en Nicaragua llegan a los 100, al sumar las 16 víctimas de la masacre del miércoles, cuando se celebraba una manifestación pacífica en el Día de las Madres.

Observatorios de violencia en Venezuela reportaban en 2017 que a las fuerzas paramilitares afines al régimen de Maduro les permitieron utilizar armas de alto calibre, y que la mayoría de los muertos tenían certeros disparos en la cabeza, pecho o estómago. Lesiones que se han repetido en los atentados contra civiles y estudiantes universitarios que reclaman al gobierno de Daniel Ortega.

publicidad

Decenas de miles de nicaragüenses que marchaban el miércoles en apoyo a a las madres que han perdido a sus hijos en las protestas fueron emboscados por francotiradores, mientras hombres armados trataban de dispersarlos a balazos.

Carolina Jiménez, directora de Investigación para las Américas de Amnistía Internacional, comentó en una entrevista al diario La Prensa, en octubre de 2017, que los grupos élites en Venezuela tenían concedido un poder especial “para reprimir sin límites legales”.


Amnistía Internacional reveló entonces en el informe “Noches de terror: ataques y allanamientos ilegales a viviendas en Venezuela” que en los cuatro meses de protestas hubo 125 personas muertas, 1,958 heridas y más de 5,000 detenidas. La cifra de nicaragüenese muertos se acerca a la venezola en poco más de mes y medio de protestas.

En Nicaragua, donde ya se contabilizan más de 800 heridos según organismos de derechos humanos, la mayoría de los 100 muertos tras la represión a las manifestaciones son jóvenes universitarios. En Venezuela, aunque hubo fallecidos de todas las edades, la mayoría de ellos también fueron jóvenes de entre 20 y 30 años, según Amnistía Internacional.

 

Empeora represión

“Solo balazos se oían, fue un ambiente de terror, era como que estábamos en guerra”, recuerda aterrada Julieth Hernández, habitante de Managua, que vivió esta semana una de las batallas callejeras más sangrientas desde que estallaron las protestas contra el gobierno de Daniel Ortega.

El Centro Nicaragüense de Derechos Humanos reportó 11 muertos en los enfrentamientos, aunque la policía dio cuenta de 15 víctimas fatales.

Desde abril, que comenzaron las protestas, se han registrado casi 100 muertos.

“Veníamos caminando en la marcha cuando empezaron a disparar desde arriba, la gente se corría, buscaba refugio, pensé que nos íbamos a morir todos”, dijo a la AFP Andrés Donato, un campesino que logró huir y correr hasta la Catedral, donde pasó la noche refugiado junto a más de mil agricultores que apoyaron la manifestación.

Varios campesinos luego se armarse de valor volvieron armados con palos, machetes y morteros a defender a los manifestantes que habían quedado atrapados en la balacera, pero uno de ellos cayó muerto con un disparo en la cabeza, relata el campesino Yerlin Marín.

“La gente del gobierno empezó a disparar, entonces nuestra gente empezó a lanzarles morteros” artesanales, contó a la AFP Wilfredo Zamora.

Según denuncias de organismos humanitarios, los grupos armados han implantado el terror en los últimos días en Managua y otras ciudades nicaragüenses. Disparan sin control contra la población de los barrios, asaltan, secuestran y torturan a los jóvenes,

Amnistía Internacional (AI) denunció el lunes que las autoridades usan grupos paramilitares, las llamadas “turbas sandinistas”, para reprimir las protestas ciudadanas.

“Reprimen a la población civil con armas semiautomáticas y protegidos por la propia policía”, denunció la directora para las Américas de AI, Erika Guevara-Rosas, sobre la reacción gubernamental a las manifestaciones contra Ortega y su partido Frente Sandinista de Liberación Nacional (FSLN).

Para Azahalea Solís, dirigente del Movimiento Autónomo de Mujeres (MAM), hay una brutalidad de parte de la dictadura de Ortega porque quería evitar, desde un principio, que la gente se apoderara de su condición ciudadana y protestara masivamente como en Venezuela.




RECOMENDACIÓN DE LA REDACCIÓN

OEA reitera que Nicaragua necesita elecciones urgentes

El secretario general de la OEA, Luis Almagro, reiteró su preocupación por las situaciones crític...

MÁS INFORMACIÓN


Opine y Comente

Diario El Mundo abre este espacio de opiniones para que se pueda debatir, construir ideas y fomentar la reflexión. Por eso, pedimos que se evite hacer uso de ataques ofensivos, que incluyan malas palabras, de lo contrario nos reservamos el derecho de publicación.

Recuerde que este es un medio que está para generar opinión constructiva.