Economía

Retornados de EEUU buscan una segunda oportunidad para salir adelante en El Salvador

Jonathan Pineda

lunes 30, diciembre 2019 - 12:00 am

Juan Carlos Valle y su familia decidieron iniciar su negocio de chocolate luego de ser deportado de EE.UU. en 2017. Ahora exporta su producto al mercado estadounidense. Foto DEM-Juan Carlos Villafranco

Los salvadoreños que regresaron al país, como consecuencia de las deportaciones masivas de Estados Unidos, buscan una segunda oportunidad para salir adelante en El Salvador y construirse un futuro estable.

El proyecto Nación de EmprendedorES busca beneficiar a personas retornadas por medio de los programas de reinserción, en los cuales se capacita y se proporciona capital semilla para que los salvadoreños puedan emprender su propio negocio.

publicidad

Entre los emprendimientos destacan alimentos, textiles, lácteos y ganadería. Los beneficiarios son de los departamentos de San Salvador, Santa Ana, Chalatenango, San Miguel y Usulután.

Juan Carlos Valle, uno de los beneficiarios, comentó que con este programa se ha favorecido a su familia, ya que “pudimos dar realce a un producto que estaba ya olvidado y que es el cacao, un producto 100 % nacional”, explicó. La familia Valle se dedica ahora a elaborar alimentos de chocolate.


Para Valle, ser emprendedor no ha sido fácil, pero aseguró sentirse feliz por los logros obtenidos en los últimos 18 meses que tiene su empresa, Tetonalli. A principios de 2013, explicó, decidió emprender el viaje rumbo a Estados Unidos por problemas económicos y  para “darle una mejor vida a mi esposa y a mi hija”, dijo. Ahora ya no está dispuesto a regresar porque, sumó, ya tiene “una vida hecha” en El Salvador y con las ganancias de su negocio van saliendo poco a poco.

Ricardo Cruz se dedica a la venta de huevos. Luego de dos intentos fallidos por migrar a Estados Unidos, ahora comercializa 29 cartones de huevos al día en Guazapa. Foto DEM-Juan Carlos Villafranco

Por su parte, Ricardo Humberto Cruz, originario de Guazapa, indicó que la idea de emprender un negocio propio lo tenía desde que era joven, pero no lo había podido realizar al no contar con capital necesario. Cruz explicó que en este momento tiene una pequeña granja de gallinas ponedoras de huevos, con la cual obtiene recursos para su familia y para enviar a sus hijas a la escuela.

El emprendedor indicó que inició su negocio hace más de un año y medio. Con la ayuda del programa, piensa seguir comprando más animales y ya no migrar a Estados Unidos porque “le bajan la moral a uno al irse para el norte y no pasar. Además del tiempo y el dinero que uno pierde”, comentó Cruz.

Nelson Arias también es un emprendedor beneficiado con el proyecto Nación de EmprendedorES. El salvadoreño estuvo en Estados Unidos por cinco años y al regresar a El Salvador se enfrentó con no encontrar una empleo.

Arias explicó que en un inicio en todos los trabajos le pedían recomendaciones y no las tenía porque nunca laboró en El Salvador, mientras que sus compañeros en Estados Unidos no le contestaban. “Al venir uno no se siente querido, no puede tener préstamos y pensé en volver a irme; sin embargo, cuando me dijeron del proyecto decidí que ya no (irse) y pensé en hacer algo cerca de mi familia”, explicó.

Por más de cinco meses estuvo en capacitaciones con el Instituto Salvadoreño de Formación Profesional (Isaforp) y ahora lidera un pequeño negocio dedicado a la fabricación de tabla roca, cielo falso y estructura de fachadas.

Nelson Arias retornó a El Salvador el año pasado y ahora se dedica a hacer trabajos con tabla roca. Foto DEM-Juan Carlos Villafranco




Opine y Comente

Diario El Mundo abre este espacio de opiniones para que se pueda debatir, construir ideas y fomentar la reflexión. Por eso, pedimos que se evite hacer uso de ataques ofensivos, que incluyan malas palabras, de lo contrario nos reservamos el derecho de publicación.

Recuerde que este es un medio que está para generar opinión constructiva.