Editorial & Opinion

Salud y educación necesitan incremento presupuestario

Dr. Carlos Escalante / Médico psiquiatra

sábado 31, agosto 2019 - 12:00 am

Ciertamente, las necesidades de Salud y Educación, dos sectores importantísimos de la República de El Salvador, no son de restarles responsabilidades, al contrario, exigirles cumplan con sus políticas tal como están establecidas. Por ejemplo, la Reforma de Salud, con la estrategia de la Atención Primaria  en Salud está claro que es la puerta de entrada al sistema y desde allí, la atención tendrá que ser  Integral, entendiendo  esa integralidad en dos sentidos, uno que todo acto médico contenga el componente salud mental, y el otro es que por excelencia desde allí se hará prevención; pero esta deberá de ser en tres niveles:

Primaria: desarrollar actividades de fomento, promoción y prevención propiamente dicha que es detectar tempranamente alguna alteración.

Secundaria, Tratar las alteraciones encontradas, evitando queden secuelas.

publicidad

Y Terciaria, iniciar inmediatamente  tareas rehabilitadoras con todo  individuo.

Aclaro, en este nivel, la prevención que se realiza es de baja complejidad, pues enseguida se tendrá el nivel  hospitalario, que según lo establecido por la Reforma, el hospital de segundo nivel debe tener capacidad para resolver el (80%) de los problemas de salud que se presenten. Y el 20 % restante lo deberá de resolver el hospital de tercer nivel, que  son los llamados hospitales especializados.


Además de la descripción de estos  sencillos conceptos y enunciados  están los Sistemas de Redes Integrales  e integradas de Salud de la misma Reforma.  ¿Qué pasa entonces?  En todos los niveles faltan recursos, desde humanos, financieros y de equipo. Por tal motivo, yo, como médico y salubrista opino que hay que hacer reajustes en algunas estructuras como Fosalud, que no tiene razón de seguir existiendo si el Ministerio habrá de asumir la responsabilidad de cumplir la atención como dicen hoy 24-7, y en todo el sistema; y esos fondos que ha venido recibiendo ese “ente” desde una docena de años, que venga a fortalecer  el presupuesto normal del ministerio, y este a su vez  tenga capacidad de  proporcionar de manera real, la verdadera atención integral, con las correspondientes prevenciones e incorporaciones  del  componente inseparable de la salud mental a través de todo el sistema; que de justicia lo merece al pagar sus impuestos oportunamente.

Me parece muy bien, que el nuevo gobierno se interese  en que funcione el Sistema Nacional de Salud, existe ya una ley con los sectores ya conocidos pero que no se  siga fraccionando, como ha sucedido con Fosalud, y se ha enquistado y adquirido independencia dentro del Ministerio de Salud, conformando innecesariamente casi  otro subsistema, incrementando costos de todo tipo.

Y el ministerio de Educación,  también debe de tener capacidad de proporcionar  a toda la población y en todos los niveles “Educación Integral”, tal como lo establece la Constitución de la República. El nuevo modelo de la Escuela Inclusiva de tiempo pleno, lo facilita, por lo tanto, urge incrementar su cobertura.




RECOMENDACIÓN DE LA REDACCIÓN



Opine y Comente

Diario El Mundo abre este espacio de opiniones para que se pueda debatir, construir ideas y fomentar la reflexión. Por eso, pedimos que se evite hacer uso de ataques ofensivos, que incluyan malas palabras, de lo contrario nos reservamos el derecho de publicación.

Recuerde que este es un medio que está para generar opinión constructiva.