Nacionales

Santa Fidelia teme desaparecer por las crecidas del río Grande

Rosa Fuentes

martes 9, julio 2019 - 12:01 am

Protección Civil comenzará hoy con trabajos provisionales, según el alcalde. / Cortesía

Habitantes del caserío Santa Fidelia, en el cantón La Canoa, en San Miguel, necesitan ayuda para evitar que la corriente del río Grande se lleve sus pertenencias.

Son 35 familias que temen perderlo todo, luego que las últimas tormentas hicieran que el agua subiera hasta un metro dentro de sus viviendas; ellos piden a la alcaldía municipal se construya una borda, antes de lamentar una desgracia.

publicidad

“Son alrededor de 400 personas entre niños, jóvenes y adultos los que residen en el caserío, las que duermen y pasan cada día con el temor a un repunte del río Grande; ya hemos permanecido con el agua hasta el cuello”, dijo uno de los afectados.

Manuel de Jesús Hernández Pérez, líder del caserío Santa Fidelia aseguró que antes que llegara el invierno le solicitaron a la alcaldía obras de mitigación urgentes.


Dicen esperaban que en la comunidad  se hiciera limpieza del río Grande o dragado, pero la obra no llegó hasta el lugar y desconocen el motivo.

“Con los trabajos que realizaron en el cantón El Brazo y La Canoa , han perjudicado más a Santa Fidelia; el río a hecho un caudal como en forma de brazo y por 55 centímetros el agua no se salió en la tormenta de anoche (domingo)”, dijo el líder.

Hernández Pérez dijo que las autoridades de la alcaldía ya estuvieron en el lugar y prometieron llevar maquinaria y construir bordas provisionales “para prevenir una desgracia como paso en Chilanguera, cuando el huracán Mitch”, argumentó .

Sin embargo, la comunidad ha preparado dos albergues, ante cualquier crecida del río; uno es en la iglesia de Dios de la Profecía, también el Centro Escolar Santa Fidelia y la escuela del cantón el Brazo, “en cualquier momento que el río se  desborde, tenemos que  evacuar a estas familias”, señaló.

El alcalde de San Miguel,  Miguel Pereira dijo ayer que estaba consciente del peligro en el que se encuentra el caserío Santa Fidelia, “mañana la comuna llevará la maquinaria necesaria para comenzar a construir una borda provisional en la zona”, dijo.

Explicó que serán alrededor de nueve metros y la inversión municipal será más de $15 mil con fondos propios  de la alcaldía.

El director de protección civil municipal, coronel Óscar Portillo, aseguró que las inundaciones en la parte sur de San Miguel por el desbordamiento del río Grande afectan  los cantones de Habillal, Tecomatal,  Miraflores, La Canoa y El Brazo, y afectan a 2,602 personas, de unas 522 familias, aseguró.




RECOMENDACIÓN DE LA REDACCIÓN



Opine y Comente

Diario El Mundo abre este espacio de opiniones para que se pueda debatir, construir ideas y fomentar la reflexión. Por eso, pedimos que se evite hacer uso de ataques ofensivos, que incluyan malas palabras, de lo contrario nos reservamos el derecho de publicación.

Recuerde que este es un medio que está para generar opinión constructiva.