Cerrar [X]

Editorial & Opinion

Se avecinan cuatro meses delicados

Mauricio E. Colorado / Abogado

lunes 18, febrero 2019 - 12:00 am

Pasadas las elecciones y definido en primera vuelta quién será el presidente por el próximo quinquenio, tenemos un período de cuatro meses para que el actual gobierno prepare la transición y entregue al nuevo gobierno con el orden debido todo el sistema y las cuentas que tuvo a bien administrar en el período que termina el último día de mayo.

Ciertamente, el partido gobernante, tuvo poco más o menos un año de preaviso de que los gobernados no estaban satisfechos con las políticas de gobierno que desarrollaban los funcionarios en el poder, desde el momento en que las elecciones para renovar al Órgano Legislativo celebradas hace un año, les fueron adversas, y les redujeron notable y considerablemente el número de diputados. Pese a tan significativo aviso, lejos de hacer un alto en el camino, y una necesaria reflexión y un necesario análisis de lo que ocurría, los dirigentes de la política roja, insistieron en profundizar las políticas de izquierda, a sabiendas de que podrían estar cavando más profunda la propia tumba del socialismo del Siglo XXI en El Salvador.

Con un análisis superficial de las condiciones sociopolíticas radicalmente diferentes en Venezuela y Nicaragua en comparación a El Salvador, sería suficiente para haber tomado un rumbo distinto a aplicar en nuestro país. Por el contrario lejos de tomar medidas de rectificación en el entorno político, tales medidas se intensificaron, como por ejemplo con la apertura de relaciones diplomáticas con China Continental, y el rompimiento con China Taiwan, aunque ello significara cuantioso detrimento económico para el comercio de nuestra nación, y los salvadoreños. Y ahora que la suerte está echada, y que se ha definido que el actual partido de gobierno tiene un plazo fijo –hasta el 1 de junio- para ejecutar decisiones de gobierno, El Salvador se corre el riesgo de que en ese corto plazo se pretenda remarcar más aún la intención de dejar anclada la ideología obsoleta socialista, abriendo brecha con otros países de la órbita roja, como Corea del Norte, Viet Nam, y otros que nada o muy poco tienen o pueden ofrecer a El Salvador (recuerden los camiones chinos para recoger basura de la alcaldía) pero que para nuestros actuales gobernantes no dejan de ser las estrellas a seguir, como lo han declarado públicamente con el gobierno de Venezuela.

publicidad

Es de conciencia reconocer que el gobierno actual sí tiene legitimidad durante el término de cuatro meses que le faltan, es decir, hasta el último de mayo, pero también es muy cierto que el nuevo gobierno, el recién electo en las urnas en primera vuelta, tiene autoridad moral desde el 3 de febrero hasta el 1 de junio, fecha en que asumirá la autoridad legal y la consolidará con la moral. Es por eso que el presidente electo ya ha prevenido que cesen los abusos de nombramientos en plazas a simpatizantes del partido que saldrá del poder, o cambios de plazas de contratos a ley de salarios, para protegerse de despidos, o recetarse aumentos de sueldo, previendo el cambio de gobierno.

Decididamente, cualquier abuso es condenable, como lo sería cualquier abuso del nuevo gobierno en relación a despidos injustificados al momento de asumir el poder. El Salvador está ahora en un buen momento para dar un salto de calidad en su desarrollo político, porque –aunque con defectos y con personajes hartamente conocidos– llega a gobernar un partido no tradicional que podría sentar bases para cambiar –por lo menos un poco– la tradicional política de nuestro país. En estos cuatro meses que nos esperan, asumimos que veremos movimientos caprichosos y justificativos para ocultar o justificar irregularidades ocurridas en las funciones públicas.


Esperamos que los organismos de vigilancia, como Corte de Cuentas, Tribunal de Ética, Probidad, etc., cumplan con sus obligaciones a cabalidad, y no extiendan finiquitos “a domicilio” como en ocasiones anteriores que, a la larga, no sirvieron de nada. Cuatro meses es mucho y a la vez es poco tiempo.




RECOMENDACIÓN DE LA REDACCIÓN



Opine y Comente

Diario El Mundo abre este espacio de opiniones para que se pueda debatir, construir ideas y fomentar la reflexión. Por eso, pedimos que se evite hacer uso de ataques ofensivos, que incluyan malas palabras, de lo contrario nos reservamos el derecho de publicación.

Recuerde que este es un medio que está para generar opinión constructiva.