Cerrar [X]

Internacionales

Se estanca diálogo en Nicaragua y la Iglesia se retira

Redacción Web-DEM

miércoles 23, mayo 2018 - 6:56 pm

AFP

El diálogo nicaragüense que la sociedad civil y el gobierno iniciaron la semana pasada, tras un mes de represión contra manifestaciones antigubernamentales, terminó este miércoles estancado y con el retiro de los obispos de la Conferencia Episcopal de Nicaragua (CEN), que dijeron no se han logrado acuerdos por falta de un consenso y tampoco las conversaciones se han acercado al objetivo principal de “allanar el camino de la democratización de Nicaragua”.

“Dado que hoy no hay consenso entre las partes, en la CEN lamentamos vernos obligados a suspender la mesa plenaria del dialogo nacional”, informó la jerarquía en un comunicado tras ocho horas de infructuosa reunión en el seminario Nuestra Señora de Fátima, en Managua.

publicidad

“Los obispos de la comisión mediadora y testigos decidimos lamentablemente retirarnos del Diálogo Nacional ante la imposibilidad de continuar dialogando. No obstante sugerimos que si las partes lograran un consenso, estamos abiertos a prestar nuestro servicio en el diálogo”, expresó en su cuenta de Twitter Monseñor Silvio Báez, Obispo Auxiliar de la Arquidiócesis de Managua.

El gobierno se negó a discutir una agenda que entre otros puntos propone adelantar las elecciones presidenciales para este año a fin de buscar una salida a la crisis política y social que golpea al país desde mediados de abril y que deja 76 muertos hasta el momento.

La Conferencia Episcopal de Nicaragua puso este miércoles sobre la mesa de diálogo un adelanto de las elecciones generales “a la mayor brevedad posible”, algo que el gobierno consideró es una ruta a “un golpe de Estado”.

El proyecto de agenda en la cuarta sesión de diálogo prevía debatir una reforma parcial a la constitución y ley electoral “a fin de adelantar las elecciones presidenciales, municipales, legislativas y regionales a la mayor brevedad posible”, reiteró Monseñor Báez.

Los religiosos, que actúan como mediadores en las pláticas, propusieron crear una comisión mixta de seis personas, tres por cada parte, para que busquen un consenso que permita reanudar las pláticas.

“Fue imposible seguir adelante con el Diálogo Nacional por no poder ni siquiera iniciar con la agenda para buscar la democratización del país. Los obispos lo dejamos claro desde el inicio; el objetivo del Diálogo Nacional era allanar el camino de la democratización de Nicaragua”,

La delegación del Gobierno en el diálogo nacional solo aceptó discutir como primer punto que se suspendan los tranques que campesinos y ciudadanos autoconvocados mantienen en los departamentos, pues insisten en que hay un daño económico grave.

El diario La Prensa destacó que la vicepresidenta Murillo, en su intervención en los medios oficialistas reiteró la negativa de que su delegación discuta la demanda de que ella y Ortega renuncien al poder, ya que para la pareja presidencial habría un rompimiento del orden constitucional.

El canciller Denis Moncada manifestó que la agenda propuesta para el diálogo, con un llamado a elecciones anticipadas, “tiene visos de desmontar el estado constitucional del gobierno electo y (…) es una ruta camuflada” para un golpe de Estado contra el presidente Daniel Ortega.

Sin embargo juristas independientes consultados por el diario nicaragüense han coincidido en la postura de los expertos constitucionales de la sociedad civil, respecto a que la Constitución Política permite la renuncia de quienes ocupen la Presidencia y la Vicepresidencia, así como una reforma constitucional parcial para que se celebren comicios adelantados.

El secretario general de la Organización de Estados Americanos (OEA), Luis Almagro, se pronunció en Washington sobre la situación de crisis en Nicaragua, cuya salida dijo “debe ser electoral”.

“Cualquiera que piense que Nicaragua tiene una solución diferente a la electoral se equivoca gravemente. Cuando la sociedad esta polarizada, la decisión debe volver en forma urgente al soberano: el pueblo”, dijo Almagro en un mensaje difundido por la OEA, en el que pidió “un proceso electoral justo, claro, transparente” en el país centroamericano.

El delegado de la sociedad civil, el académico Carlos Tunnermann, lamentó por su lado que los delegados del gobierno “no traen (al diálogo) la voluntad política de recuperar la democracia”, que fue el punto de entrada para iniciar las pláticas.




RECOMENDACIÓN DE LA REDACCIÓN

Condena internacional contra Ortega por feroz represión contra oposición en Nicaragua

Una fuerte condena internacional recibió este domingo el gobierno de Daniel Ortega tras la represión a …

MÁS INFORMACIÓN
El Salvador no tocó el tema de Venezuela y Nicaragua ante EE.UU.

El presidente de Honduras, Juan Orlando Hernández, expresó durante la reunión de alto nivel con Estados …

MÁS INFORMACIÓN


Opine y Comente

Diario El Mundo abre este espacio de opiniones para que se pueda debatir, construir ideas y fomentar la reflexión. Por eso, pedimos que se evite hacer uso de ataques ofensivos, que incluyan malas palabras, de lo contrario nos reservamos el derecho de publicación.

Recuerde que este es un medio que está para generar opinión constructiva.