Cerrar [X]

Editorial & Opinion

Señores candidatos: Cultura ¿Cuál es su propuesta?

Roberto Cañas / Catedrático y firmante de los Acuerdos de Paz

miércoles 7, noviembre 2018 - 12:00 am

La UNESCO define La Cultura como el conjunto de los rasgos distintivos, espirituales, materiales, intelectuales y afectivos que caracterizan a una sociedad, sus modos de vida, los sistemas de valores, las tradiciones y creencias. La Cultura engloba, además, las artes y las letras.

Faltan 88 días para la elección y todavía no se conoce cuál es la propuesta que tienen los candidatos presidenciales para promover la Cultura y las Artes en los próximos cinco años.

Solo siete meses le quedan al gobierno Sánchez Cerén y el balance de cumplimiento de las  promesas que hizo en su programa de gobierno es deficitario. Es la crónica del incumplimiento. Solamente dos promesas honró el presidente: creó el Ministerio de Cultura y promovió la aprobación de la Ley de Arte y Cultura. La realidad es que, en el caso del cambio de Secretaría de Cultura a ministerio, solo significó un cambio de nombre para la institución y el cargo de la titular.

publicidad

La lista de incumplimiento de promesas presidenciales en el tema de la Cultura es enorme: no se creó el Fondo Nacional Concursable para la Cultura y las Artes, no se constituyó el Instituto Superior de las Artes, tampoco se trabajó en un Programa Nacional de acreditación docente para los artistas. La incorporación de los trabajadores de la Cultura y el Arte al sistema de seguridad social y el respeto pleno a sus derechos laborales es una quimera. La aprobación de una economía de la cultura como elemento del desarrollo humano no se cumplió ni en los sueños del presidente.

Paremos de contar. Hoy la pelota está en la cancha de los cuatro candidatos a la presidencia, que deben actuar con seriedad y presentar un Programa de Gobierno que contenga en el tema de la Cultura planteamientos que respondan a las necesidades del país y llenen las expectativas de los trabajadores de la Cultura y las Artes.


Un primer objetivo del futuro gobierno debe ser: comprometerse a trabajar por consolidar la identidad cultural y el sentido de pertenencia de los salvadoreños. Promover una sociedad con mayor autoestima, cohesionada y creativa,  mediante el fomento de las competencias de expresión artística y cultural.

Señores candidatos a la presidencia, ustedes deben obligarse a laborar intensamente por conquistar una convivencia social armoniosa, por medio de la promoción de la Cultura de Paz.

En las ofertas electorales debe estar clara la necesidad de terminar con la desvinculación de la Cultura y las Artes con el sistema educativo. Una de las primeras medidas del nuevo gobierno debe ser crear el Programa Nacional de Acreditación Docente para Artistas. Es tarea de primer orden certificar la trayectoria y experiencia pedagógica de artistas de teatro, música, danza que han dedicado su vida a la enseñanza de las artes.

Hay que romper con la creencia de que no se puede vivir del arte. El presidente electo el 3 de febrero de 2019 debe comprometerse a crear el Fondo Nacional Concursable para la Cultura y las Artes. Ya llegó el momento de concentrar recursos financieros, subvenciones, incentivos fiscales y becas para apoyar las iniciativas culturales.

Se debe fundar el Instituto Superior de las Artes para impulsar licenciaturas y maestrías y propiciar espacios de intercambio creativo con intelectuales y artistas latinoamericanos. En particular intercambios y articulación cultural con salvadoreños en el exterior. Hay que crear la red de investigación cultural con académicos salvadoreños en todo el mundo.

Un programa de gobierno no estará completo, si no contempla una política pública de promoción de la Industria Cultural para dinamizar la economía del país. Sin excusas se debe estimular con una variada gama de incentivos la producción escénica, literaria, audiovisual, cinematográfica y en general todas las expresiones del arte. Incentivar la creación de empresas dedicadas a la creación de vídeo juegos, multimedia, desarrollo de software y audiovisuales. El Salvador debe tener más producción de cine, teatro, libros, museos.

Es necesaria la creación de una red de espacios públicos en todos los municipios del país para la difusión cultural y artística. Se debe rescatar, valorar y difundir el patrimonio cultural de los pueblos originarios. El rescate y promoción de la memoria histórica es fundamental para las nuevas generaciones.

Los candidatos en campaña, en el afán de ganar votos, dicen que sí a todo y prometen mucho. Ojalá, por el bien del país, que los candidatos se comprometan y que el presidente electo cumpla las promesas que haga a los trabajadores de la Cultura y el Arte.




RECOMENDACIÓN DE LA REDACCIÓN



Opine y Comente

Diario El Mundo abre este espacio de opiniones para que se pueda debatir, construir ideas y fomentar la reflexión. Por eso, pedimos que se evite hacer uso de ataques ofensivos, que incluyan malas palabras, de lo contrario nos reservamos el derecho de publicación.

Recuerde que este es un medio que está para generar opinión constructiva.