Cerrar [X]

Editorial & Opinion

Tiempo de foros y debates

Roberto Cañas López / Académico, firmante de los Acuerdos de Paz

miércoles 10, octubre 2018 - 12:00 am

Organizar foros y debates como parte de la campaña presidencial es bueno, ayuda a tener una idea más clara de la capacidad de los candidatos y sus propuestas. Le permite a las personas que presencian los foros contestarse esta pregunta: ¿Por quién votar en las próximas elecciones?

Conocer cuál es la Visión de Desarrollo Humano de los que aspiran a la presidencia es importante; así como indispensable es saber cuáles son las estrategias que proponen para alcanzar el desarrollo y cuáles serán las políticas públicas que impulsarán para que todos los salvadoreños puedan vivir en condiciones dignas y tengan acceso a servicios públicos de calidad en salud, educación, infraestructura, nutrición, trabajo.

La sensación que quedó después de escuchar a los cuatro candidatos es que nos quedaron debiendo en cuanto a cantidad y calidad de las propuestas. No les alcanzaron los cinco minutos que tuvieron para exponer su Visión de Desarrollo Humano. Ojalá que en el futuro puedan ampliar su visión.

publicidad

El primer tema específico del foro fue la educación y hablar del presupuesto con el que contará el nuevo presidente fue importante. Es atinado señalar que el futuro presidente dispondrá de un presupuesto de educación recortado, y que una promesa incumplida del gobierno actual es no incrementar la inversión en educación hasta alcanzar progresivamente el 6 % del PIB.

Como plantearon los candidatos, saber cuáles son las necesidades específicas de cada centro escolar a partir de la participación de la comunidad educativa es bueno. En El Salvador abundan las ideas y los diagnósticos, algo en lo que somos especialistas, el problema es que solo han existido políticas de gobierno, y no de Estado. La educación debe ser un proyecto de país. Un primer  acto del nuevo presidente debería de ser convocar a un pacto nacional por la educación. La idea es convocar a gremios de maestros, estudiantes, padres de familia, empresarios, para trabajar en una ruta en educación, para que cada uno se responsabilice. Se tiene que hacer una movilización permanente en educación.


La calidad de la educación depende de la formación de los maestros. Lo de siempre en educación es decir que hay que aumentar la cobertura, calidad, pertinencia, pero se necesitan acciones innovadoras. En educación hace falta más que buenas intenciones; liderazgo y compromiso de trabajo en todos los estamentos. Hay que  cambiar los sistemas de enseñanza en todos los niveles.  La educación reclama un giro rotundo de sus métodos y herramientas, pues los alumnos habitan un mundo más dinámico, ágil y con múltiples posibilidades de proyección. Es importante invertir en la primera infancia, a estos programas se les deben asignar más recursos.

Hay que tener en cuenta que los programas del gobierno Sánchez Cerén de Un niño una computadora y el de educación bilingüe en la escuela pública no dieron los resultados esperados. Estamos en la revolución 4.0, pero junto al uso de las nuevas tecnologías la educación, debe tener pilares que fortalezcan la personalidad desde el nivel inicial, con la finalidad de no quedar absorbidos por todo aquello que representa la expansión de la tecnología en nuestras vidas, como es el caso del uso de celulares y redes sociales, por citar dos ejemplos.

Los candidatos no plantearon la necesidad de reforzar la formación humanística, y en valores, que es vital en esta nueva era, para forjar una cultura de paz, que permita desarrollar mejor a las personas y reducir la ola de violencia y delitos que tanto afectan a la sociedad, y que son propios de sistemas sociales donde imperan la pobreza, la exclusión social y las desigualdades.

Urge, aparte de lo tecnológico, y del estudio del idioma inglés, fortalecer en los estudiantes el desarrollo de su creatividad, destrezas y habilidades, en todas las áreas y construir un conocimiento que produzca ciudadanos emprendedores, lectores, pensantes, críticos, éticos, tolerantes, amantes de la investigación, con habilidades científicas y tecnológicas, creativos, bilingües y con un espíritu patriótico.

Es indispensable que en los nuevos foros y debates los candidatos a la presidencia también expongan cuáles son sus propuestas para enfrentar la violencia y la delincuencia. Hay que tener claro que no se podrá tener seguridad sin desarrollo, y  no habrá desarrollo sin seguridad; es indispensable que los candidatos nos digan cómo van a combatir la corrupción y enfrentar la vulnerabilidad socio ambiental que provoca que en El Salvador los fenómenos naturales se conviertan en desastres.




RECOMENDACIÓN DE LA REDACCIÓN

Quitar impuestos es bueno

Los niños a temprana edad aprenden a diferenciar lo malo de lo bueno. Los cuentos infantiles …

MÁS INFORMACIÓN
La confrontación en la campaña no gana votos

Pretender ganar una elección tratando de señalar que su adversario es malo no es rentable electora...

MÁS INFORMACIÓN
La aprobación del Presupuesto y la elección del Fiscal

En política no es bueno resignarse, aceptar el mal menor y decir: al menos ya tenemos …

MÁS INFORMACIÓN


Opine y Comente

Diario El Mundo abre este espacio de opiniones para que se pueda debatir, construir ideas y fomentar la reflexión. Por eso, pedimos que se evite hacer uso de ataques ofensivos, que incluyan malas palabras, de lo contrario nos reservamos el derecho de publicación.

Recuerde que este es un medio que está para generar opinión constructiva.