Internacionales

Trump negará durante un año permisos de trabajo para migrantes

Redacción Internacional

martes 5, noviembre 2019 - 12:00 am

El gobierno de Donald Trump está considerando restringir aún más el permiso de trabajo para los asilados, esta vez imponiendo una nueva regla que frena la entrega del documento hasta que el migrante haya estado en el país durante al menos un año, informó la cadena Univision.

La medida en estudio es parte de un paquete de nuevas restricciones que la Casa Blanca podría dar a conocer esta semana. El propósito de la nueva regla está dirigido a disuadir aún más a los migrantes que están huyendo de sus países -principalmente de Centroamérica- a causa de la violencia y pobreza extremas, y que buscan la protección de Estados Unidos.

La nueva propuesta, que aún está siendo redactada, fue confirmada a la cadena NBC por al menos cuatro funcionarios del Departamento de Seguridad Nacional (DHS).

publicidad

A finales de agosto Univision reportó que el gobierno planeaba negar permisos de trabajo a inmigrantes que piden asilo cuando cruzan la frontera por zonas no autorizadas, todo ello como parte de la política migratoria de tolerancia cero.

Abogados dijeron en aquella ocasión que, de implementarse esta medida, pondría a cientos, quizás miles de inmigrantes que vienen en busca de un beneficio legal disponible, no solo al borde de la indigencia, sino que también en un inminente riesgo de deportación.


Abogados de inmigración aseguran que el plan se trata de una “medida con maña”, y que el gobierno está forzando los casos de asilo en la frontera para que se resuelvan en menos de 365 días para que los asilados no tengan posibilidad alguna de pedir una autorización de empleo (EAD).

“Lo que hizo este presidente fue cerrar las puertas del permiso de trabajo para muchos extranjeros que solicitan asilo”, dice Alex Gálvez, un abogado de inmigración que ejerce en Los Ángeles, California.

“La norma actual dice que a los 150 días después de presentada una petición de asilo, el inmigrante puede tramitar un permiso de trabajo y ser elegible a los 180 días”, agrega.

“Pero con el nuevo criterio que están tramando no les dará oportunidad de trabajar porque simultáneamente están acelerando el debido proceso para que las peticiones sean resueltas en menos de un año”, indica.

Gálvez agregó que “con la nueva medida el gobierno quiere enviar un mensaje a cualquiera que venga en busca de asilo que, si lo pide, no le darán permiso de trabajo. Esto rompe la tradición, que otorgaba esta autorización como respuesta humanitaria teniendo en cuenta que el asilado debía poder sostenerse después de haber sufrido una situación extrema que lo llevo a huir de su patria para salvar su vida y la de su familia”.




RECOMENDACIÓN DE LA REDACCIÓN



Opine y Comente

Diario El Mundo abre este espacio de opiniones para que se pueda debatir, construir ideas y fomentar la reflexión. Por eso, pedimos que se evite hacer uso de ataques ofensivos, que incluyan malas palabras, de lo contrario nos reservamos el derecho de publicación.

Recuerde que este es un medio que está para generar opinión constructiva.