Cerrar [X]

Editorial & Opinion

Un año nuevo diferente

Mauricio E. Colorado / Abogado

miércoles 26, diciembre 2018 - 12:00 am

Diciembre nos trae siempre los mejores deseos de hacer los planes para superar las expectativas de las aspiraciones de nuestras metas en la vida y de superar nuestras metas que hemos dejado durante el año que termina. Durante 12 meses, el ser humano ha luchado por superarse y ha llegado el momento de comparar los resultados de su esfuerzo con los logros y fracasos en todos los aspectos de la vida, sean estos públicos o privados, colectivos o individuales.

La humanidad se desarrolla en un mundo que de alguna forma tiende a mejorar en su desarrollo, pretendiendo superarse y avanzar en la organización y comodidad de sus miembros, como colectividad, perfeccionándose para garantizar que cada uno tenga satisfechas las necesidades esenciales sin perjudicar a los demás, lo que implica la garantía del respeto a los derechos mínimos de supervivencia de todo ser humano, como lo son el derecho a la vida, al trabajo, a la vivienda digna, al alimento, a la libertad, a la vivienda, al descanso, a la diversión sana, al hogar, y a todo aquello que no perjudique a sus semejantes, a la propiedad privada.

Sin embargo, el desarrollo de algunas sociedades se ha desnaturalizado a extremos increíbles, donde la pobreza y la riqueza extremas han llevado a las sociedades a luchas de clases que inexplicablemente producen situaciones de confrontación, que en determinados momentos producen situaciones de peligro y violencia que pretenden justificar acciones de calle que pretenden justificarse hasta el grado de sostener como legítimas lo que bajo ningun concepto lo es. Lo anterior, es recogido por políticos inescrupulosos, y ofrecido como oferta de campaña para obtener frutos y votos, y finalmente el poder político, y de esa forma, enriquecerse y gozar de las mieles que las posiciones altas conceden a quienes dirigen los altos mandos de las estructuras que deciden que se hace y que no en las esferas de mando de un país.

publicidad

Lo dicho anteriormente lo podemos comprobar en las épocas electorales, como la actual, cuando escuchamos a los candidatos ofreciendo en sus mensajes, ofertas imposibles de cumplir, inalcanzables, pero que endulzan el oído y que generalmente convencen al oyente y logran convencer para acceder al voto.

Mensajes de ofertas realmente vacías de contenido pero que agradan a los escuchas y logran obtener un “si” son las que después producen lamentos angustiosos y arrepentimientos tardíos irreversibles que se lamentaran durante mucho tiempo. Diciembre debería ser la época en que la reflexión festiva del año que se aproxima debería motivar al ciudadano a promover lo positivo interior para superar las equivocaciones del pasado y rectificar a la realidad del presente para entender que ciertas promesas son una ilusión alejada de la realidad práctica, y que el bienestar de la persona solamente puede ser en base al trabajo honrado, y jamas en base a la mentira, el fraude, el robo o el engaño o la defraudación del tesoro público.


El tiempo de la navidad y del año nuevo nos obliga a reflexionar sobre la alegría y la paz de la humanidad sobre la venida del Salvador del Mundo y sobre la renovación de la existencia humana interna y exteriormente, sobre la fragilidad del ser humano, y sobre la eternidad del espíritu, y de la igualdad de todos al trascender al infinito después de este mundo. La gran verdad incuestionable: nada traemos cuando llegamos, y nada llevamos cuando partimos. La época es propicia para incorporar a nuestra vida estas prácticas que nos pueden ser útiles en el próximo año que comenzara en los días que se avecinan, y que nos podrán dejar grandes señales por todo un año que se iniciara pronto.

Deseamos que todos los nacionales tengan un mejor destino en el 2019, y que su familia y amigos prosperen con la bendición de nuestro Señor. Que el fin de año, les de fuerza para resistir lo que venga y valor para recibir lo que nos depara el siguiente.




RECOMENDACIÓN DE LA REDACCIÓN



Opine y Comente

Diario El Mundo abre este espacio de opiniones para que se pueda debatir, construir ideas y fomentar la reflexión. Por eso, pedimos que se evite hacer uso de ataques ofensivos, que incluyan malas palabras, de lo contrario nos reservamos el derecho de publicación.

Recuerde que este es un medio que está para generar opinión constructiva.