Cerrar [X]

Nacionales

Un contrato de alto riesgo

Redacción DEM

miércoles 6, marzo 2019 - 12:04 am

Las personas que durante los últimos años formalizaron contratos con la empresa “SMARTfx”, tenían en mente una motivación central: invertir su dinero en un mercado de alto riesgo, a cambio de un rendimiento a corto plazo del 40 % del monto invertido, obteniendo un nivel de rentabilidad superior al margen de ganancia que se ofrece en una institución bancaria tradicional, de las que funcionan en el mercado interno y que son más seguras, pero menos rentables.

Esta relación contractual estaba respaldada además por un pagaré y por una serie de cláusulas que, como en todo contrato, suponía apuntalar la confianza existente entre las partes, confianza que inspiraba Gerardo Javier Rivas Álvarez, gracias al prestigio familiar del que gozaba en el seno de su comunidad y de su congregación religiosa.

Pese a lo anterior, cada contrato de “SMARTfx” bien podría calificarse como un acto jurídico de alto riesgo. El escenario que se ha dado a conocer, luego que Diario El Mundo revelara que la Superintendencia del Sistema Financiero advirtió al público, ya desde abril de 2017, que la empresa no había sido autorizada para captar y manejar fondos del público, se suma a la incapacidad de ésta, para responder a sus obligaciones contractuales, circunstancias que ya eran anticipadas en algunas de las cláusulas pactadas.

publicidad

Por ejemplo, aunque el asesor de inversiones se obligaba a cumplir “fiel y diligentemente” con sus obligaciones y en particular con el pago de dividendos y comisiones, todo esto se haría efectivo, junto con la devolución del capital inicial: “siempre y cuando la condición del mercado de moneda extranjero permita acceso a éste a realizar contratos de compra y venta de moneda extranjera”.

El riesgo de invertir en la compra de divisas estaba claro desde un inicio. Sin embargo, es en una cláusula posterior (la 1.9.) donde se anticipa la insolvencia que hoy afecta a cientos de inversionistas de varios países: “El Asesor de Inversiones dará dividendos mensuales de la inversión inicial siempre y cuando las condiciones bancarias de El Salvador permitan traer los fondos del extranjero ya que la cuenta de inversiones no se abre en bancos nacionales sino en Inglaterra…”.


Y en efecto, la incapacidad de “SMARTfx” para repatriar sus fondos desde el extranjero y poder así responder por la inversión de sus clientes, ha sido atribuida por los representantes de ésta a la exigencia de la banca nacional, de hacerles cumplir diversas condiciones y requisitos antes de autorizar la “repatriación de sus fondos” desde Bancos en los EE.UU.

Esto, sin embargo, evidencia al menos dos contradicciones: la Superintendencia del Sistema Financiero en comunicación escrita a Diario El Mundo, ya aclaró “que la SSF no tiene facultad de bloquear cuentas, sino que es la FGR y los bancos de manera discrecional pueden tomar medidas en el marco de la gestión de sus riesgos…”, y, en segundo lugar, los contratos firmados especifican que la cuenta de inversiones se abrió en Inglaterra, no en Norteamérica.

Contratar con esta empresa demostró ser una operación de alto riesgo. Serán, ahora, las autoridades las que deberán evaluar el daño causado a la confianza y al patrimonio de cada uno de los inversionistas, sumando con ello, un caso más a la larga lista de escándalos financieros que han hecho eco en el país durante los últimos 30 años. La impunidad también tiene un precio.




RECOMENDACIÓN DE LA REDACCIÓN

Negocios de los Rivas Álvarez captaron más de 5 mil clientes

El esquema de captación de fondos habría obtenido depósitos por hasta $15.8 millones desde el 201...

MÁS INFORMACIÓN
“No se dejen engañar por rentabilidades grandes”

El funcionario habló del caso de Grupo Smart, de los herma-nos Rivas Álvarez....

MÁS INFORMACIÓN


Opine y Comente

Diario El Mundo abre este espacio de opiniones para que se pueda debatir, construir ideas y fomentar la reflexión. Por eso, pedimos que se evite hacer uso de ataques ofensivos, que incluyan malas palabras, de lo contrario nos reservamos el derecho de publicación.

Recuerde que este es un medio que está para generar opinión constructiva.