Editorial & Opinion

Un día después

Fidel López Eguizábal / Docente investigador Universidad Francisco Gavidia flopez@ufg.edu.sv

sábado 26, enero 2019 - 12:00 am

“Un día después”, parece nombre de película; sin embargo, deseo a través de este medio opinar sobre la realidad salvadoreña, y lo que enfrentaremos luego de las próximas elecciones del 3 de febrero. Gane quien gane, recibirá a un país con deseos de salir del subdesarrollo, con un pueblo que hace grandes esfuerzos por salir adelante.

En las redes circula un escrito en donde utópicamente dan a entender que el país amanecería con un caos, como una sinopsis de una película de ciencia ficción en donde el pueblo se enoja, incendia y destruye a la empresa privada; ya que fraguó junto con otros cómplices un golpe de Estado. Es difícil que eso suceda, aunque hace cinco años, cuando Norman Quijano perdió las elecciones en la segunda vuelta y, la tendencia marcaba un gane para el partido ARENA. Como arte de magia, los números cambiaron y el FMLN ganó.

Esa noche (9/03/2014), los seguidores del partido de derecha se manifestaron creyendo que con eso las cosas cambiarían. Salvador Sánchez Cerén fue electo Presidente. El pueblo sabe que en la política han sucedido tantas cosas extrañas en el país. Esperemos que todo sea un día normal en las próximas elecciones.

publicidad

Hace cinco años en la cátedra de Relaciones Públicas, mis alumnos entregaron propuestas a los candidatos Salvador Sánchez Cerén y Norman Quijano, no fueron inventadas o “copy paste”. Expresaban la realidad que viven los estudiantes universitarios y la población en general. Estoy seguro que esas mismas propuestas son idóneas para entregárselas a los cuatro candidatos presidenciales de VAMOS, GANA, FMLN y ARENA.

Empastado y con ansias, los alumnos entregaron las siguientes propuestas: Karine Montoya “Mi propuesta es que su gobierno se enfoque en educación y salud, pues una sociedad educada y sana es una sociedad productiva, educada y culta. Fomentar el apoyo a las artes y al deporte, para que las nuevas generaciones y la nuestra se conviertan en una sociedad de valores”. Jorge Rousselin Delgado: “Referéndums o cabildo abierto para generar mayor valor al pueblo y su opinión, lo cual podría reducir huelgas por inconformismo, enmiendas a favor de la población, para que ésta vea qué se está haciendo a favor de la gente; apoyo de manera más sustancial al agro, fomentará el trabajo y las exportaciones de manera positiva; apoyar a la cultura y arte salvadoreño dará esto un nuevo ámbito sociocultural y favorecerá la materia intelectual del país”. Luis Omar De Paz: “El país necesita muchas más fuentes de trabajo, tenemos a muchas personas desempleadas y, sobre todo apostarle y actuar ante el problema de la inseguridad de la población”. Sergio Méndez: “Incrementar el porcentaje destinado a educación para respaldar becas fuera del país, así como convenios de intercambio estudiantil”. Roberto Delgado: “Mayor inversión en el país. Dejar a un lado las diferencias políticas y preocuparse más por la seguridad, la salud, y la vivienda en la población. Más oportunidades de trabajo para los jóvenes”. Rosa María Villalobos: “Construir un verdadero Plan de Nación que permita el desarrollo equitativo del Estado”.


Interesantes las propuestas que hacen los estudiantes, quienes son la piedra angular para el desarrollo del país. Para que el país cambie, necesitamos un plan de nación que sea efectivo para todos. Los candidatos a veces no miden sus propuestas, dicen que harán aeropuertos, construirán trenes, proyectos que no son imposibles; sin embargo, se debe apostar por lo más importante: “la educación”.

Con respecto a la campaña que han realizado los candidatos presidenciales, se analiza que la población hace propuestas a los aspirantes sobre los problemas que los agobian, el más importante es la inseguridad, mal que ha hecho que muchos emigren y dejen de estudiar.

Los debates que han realizado los candidatos han servido para que el pueblo conozca qué planes tienen y cómo lo implementarán. Sé que no es fácil cambiar a un país que, si no fuese por las remesas, estuviéramos más hundidos.

Un día después de las elecciones, El Salvador amanecerá con nuevo Presidente; sin embargo, eso no es garantía de que las cosas cambien. Puede haber miles de propuestas, pero si no hay más inversión extranjera, una administración más eficaz y eficiente del erario, y un mejor control de cómo se invierten los impuestos, el país seguirá siempre sufriendo.  Todos vamos a votar, ya sea en primera o segunda vuelta.




RECOMENDACIÓN DE LA REDACCIÓN



Opine y Comente

Diario El Mundo abre este espacio de opiniones para que se pueda debatir, construir ideas y fomentar la reflexión. Por eso, pedimos que se evite hacer uso de ataques ofensivos, que incluyan malas palabras, de lo contrario nos reservamos el derecho de publicación.

Recuerde que este es un medio que está para generar opinión constructiva.