Cerrar [X]

Conectados

Un hueso de homínido que podría cambiar las teorías de la evolución humana

viernes 21, agosto 2015 - 2:53 pm

mano-hominido

 

Un equipo de científicos liderado por españoles, ha hallado en África restos fósiles de la mano moderna -como la nuestra- más antigua de la que se tenía constancia, datada en más de 1,84 millones de años.

La evolución de la mano es de vital importancia para entender cómo nos convertimos en humanos.

publicidad

Los restos fósiles fueron encontrados en la Garganta de Olduvai (Tanzania) y pertenecen a una falange del dedo meñique de la mano izquierda de un individuo que midió entre 1,70 y 1,80 metros.

Se trata de una mano moderna, es decir, perteneció a un individuo “exclusivamente terrestre”, que no utilizaba sus manos para trepar en los árboles, explicó a Efe Manuel Domínguez-Rodrigo, del Instituto de Evolución en África (Madrid) y director de esta investigación, que se publica en la revista Nature Communications.


Los homínidos se volvieron bípedos hace alrededor de 6 millones de años, continuó este investigador.

Durante los primeros cuatro millones de años, todos los homínidos se caracterizaban por un patrón mixto: trepaban a los árboles y eran bípedos en el suelo, de ahí que sus manos tuvieran una doble función, la manipulación y la locomoción en árboles.

También te puede interesar: ¿Predijo Nostradamus el ascenso del Estado Islámico?

Cuando las manos se liberaron de la locomoción arbórea, su fisonomía cambió para adaptarse y poder convertirse en “estrictas especialistas en manipulación”, indicó Domínguez-Rodrigo.

“Nuestra mano evolucionó, haciendo posible una gran variedad de agarres y la suficiente fuerza presora para permitir la gama más amplia de manipulaciones”, dijo.

“Es precisamente esta capacidad de manipulación la que interaccionó con el cerebro para el desarrollo de nuestra inteligencia a través de la invención y el uso de herramientas” (las primeras son de hace 2,6 millones de años, halladas en Gona, Etiopía).

Nuestra mano cambió: se modificaron los pulgares, se ensancharon los dedos o se enderezaron las falanges.

Precisamente este último rasgo solo se desarrolló una vez abandonamos la vida arbórea, que hasta este trabajo los investigadores habían establecido que había ocurrido hace unos 1,5 millones de años y que tuvo como protagonista al Homo erectus.

Sin embargo, este nuevo estudio establece que las manos de estas características “modernas” tienen una antigüedad de al menos 1,84 millones de años.




RECOMENDACIÓN DE LA REDACCIÓN

Icefi pide no aprobar zonas económicas especiales en El Salvador

El tanque de pensamiento encontró deficiencias en los estudios técnicos que respaldan la propuesta...

MÁS INFORMACIÓN
El Salvador y Canadá firman acuerdo sobre transporte aéreo

La alianza permitirá hacer escalas en las rutas de cada país, informó la Cancillería....

MÁS INFORMACIÓN
Así será la relación comercial entre EE.UU., México y Canadá con el nuevo acuerdo

El nuevo acuerdo incluye una disposición que parece diseñada para evitar que Canadá o México bus...

MÁS INFORMACIÓN


Opine y Comente

Diario El Mundo abre este espacio de opiniones para que se pueda debatir, construir ideas y fomentar la reflexión. Por eso, pedimos que se evite hacer uso de ataques ofensivos, que incluyan malas palabras, de lo contrario nos reservamos el derecho de publicación.

Recuerde que este es un medio que está para generar opinión constructiva.