Cerrar [X]

Editorial & Opinion

Una cumbre más

Eugenio Chicas / Diputado del FMLN al Parlacen

martes 20, noviembre 2018 - 12:00 am

En la celebración de la XXVI Cumbre Iberoamericana de Jefes de Estado y de Gobierno destacó la emblemática visita del rey Felipe VI de España a la llamada históricamente “Muy Noble y Muy Leal Ciudad de Santiago de los Caballeros de Guatemala” -conocida como Antigua Guatemala-.

Antes del evento el rey y su comitiva hicieron un solemne recorrido por empedradas calles y aceras de baldosa en esta legendaria ciudad fundada por España a mediados del siglo XVI, Capitanía General en los dominios de la región. Monumentales edificaciones testifican la relevancia de las instituciones de la Corona para esa época, así como el estrecho acompañamiento que tuvo de la Iglesia.

Recorrer esta encantada ciudad nos traslada en una mágica retrospectiva en el que todavía se escuchan el seco sonido de las ruedas de los carruajes y el eco del tropel de caballos que se abren paso por sendas tenuemente iluminadas por faroles que alumbran imponentes paredes de adobe, que cual firmes murallas han sobrevivido al paso del tiempo. Sobresalen curtidos y perfectamente alineados tejados y capiteles, hermosos ventanales y balcones desde los que se atisban amplios y soleados jardines interiores; enormes y elegantes puertas y zaguanes de maderas preciosas a doble hoja, intachablemente decoradas con herrajes que destacan la rica arquitectura colonial; no en balde esta hermosa ciudad ha sido declarada patrimonio de la humanidad.

publicidad

Pero no todo es paz, el encuentro, tanto el de los mandatarios, como el de empresarios iberoamericanos, discurre bajo la temible y severa mirada del Volcán de Fuego que se alza amenazante con 3763 mtrs./snm; a este coloso se responsabiliza de la tragedia por erupción y deslave del pasado 3 de junio, que de acuerdo a datos oficiales dejó 192 fallecidos y 236 desaparecidos, además de una larga estela de dolor en miles de pobladores afectados por el siniestro y por la ancestral pobreza que sigue caracterizando a estas desplazadas comunidades que ahora viven arrimadas a la urbe, acurrucados, apenas contemplando el esplendor del desarrollo turístico.

Estas Cumbres se inauguraron en 1991, bajo los auspicios de España y el respaldo de México. Son 22 países, del viejo mundo la integran España, Portugal y el Principado de Andorra, -sede del próximo encuentro en 2020- y por América Latina: Centroamérica -excepto Belice-, del Caribe, Cuba y República Dominicana; y por América del Sur todos, excepto las Guyanas.


Este foro alternativo ha venido declinando. Desde 2014 cambio su dinámica para reunirse cada dos años. Esta vez la ausencia de los mandatarios de Argentina, Colombia, Chile, Venezuela, Cuba, República Dominicana y Nicaragua restó brillo y fuerza al evento, aunque estos gobiernos estuvieron debidamente representados por sendas delegaciones; de igual forma las transiciones de gobierno en México y Brasil restaron protagonismo en los grandes temas latinoamericanos.

La agenda estuvo centrada en temas como los Objetivos de Desarrollo Sostenible -ODS 2030 de Naciones Unidas-, se acordaron 18 declaraciones para avanzar en igualdad de género, derechos de pueblos originarios y afrodecendientes, cambio climático, el derecho al agua y saneamiento ambiental; se destaca la declaración que condena el infrahumano bloqueo a Cuba por Estados Unidos, postura que suma a la firme declaración de la Asamblea General de Naciones Unidas.

Sobre la crisis migratoria el Presidente Evo Morales destacó la perspectiva del derecho a optar por mejores condiciones de vida y que la migración también es una manera de integración de los pueblos, además de que ningún ser humano es ilegal. Conocemos que las acciones sobre este aspecto son limitadas, así como las referidas a la crisis del café por la caída de los precios internacionales y los severos efectos del cambio climático con la estela de pérdidas productivas.

En resumen, destacó el rol de los mandatarios centroamericanos que se mostraron cohesionados sobre los temas urgentes, especialmente del Triángulo Norte. También es loable el persistente interés de España, que más allá de sus intereses de negocios en la región sigue siendo un activo traductor y puente entre la Unión Europea e Iberoamérica. En esta Cumbre destacaron los mecanismos de cooperación sur-sur en la investigación científica, energía, transporte, tratamiento de residuos; así como el respeto a la soberanía de las naciones y el ejercicio del diálogo para dirimir los conflictos sobre la constitución de los Estados.

 

 




RECOMENDACIÓN DE LA REDACCIÓN



Opine y Comente

Diario El Mundo abre este espacio de opiniones para que se pueda debatir, construir ideas y fomentar la reflexión. Por eso, pedimos que se evite hacer uso de ataques ofensivos, que incluyan malas palabras, de lo contrario nos reservamos el derecho de publicación.

Recuerde que este es un medio que está para generar opinión constructiva.