Cerrar [X]

Editorial & Opinion

Una onza de lealtad es mejor que la capacidad

Jaime Ramírez Ortega / Consultor legal y de negocios

jueves 8, noviembre 2018 - 12:00 am

No existe voluntad de ninguna fracción política de ceder un par de milímetros para elegir Sala de lo Constitucional, dado que cada uno está enfrascado en apoyar a los candidatos de sus preferencias; sin embargo, hay candidatos que están mejor evaluados que otros, de conformidad al baremo que estableció la Comisión Política de la Asamblea Legislativa,  lo cual, en mi opinión, debería estar por encima de la preferencia que tenga cualquier fracción política, y creo que ésta es la piedra en el zapato, porque si se eligen a los mejor evaluados, dejaría fuera a los candidatos propuestos por el partido GANA y FMLN.

Y se estarían desvirtuando las reglas de elección, debido a que el baremo ha dado resultados fidedignos de quiénes son los más capaces, al menos en términos técnicos; con ello no quiero cerrarme y decir que el baremo esté escrito en piedra y sea el “non plus ultra”, y que por ello no habrá equivocación en la elección en el sentido que si eligen a los mejor evaluados, esto sea suficiente para evitar que no haya corrupción o independencia absoluta después de la elección; en pocas palabras, el baremo no es garantía de nada, aunque es un buen parámetro.

Entonces, se debe ver más allá de un baremo para poder elegir con la conciencia, más que por parámetros, es decir, que bien se podría sacrificar la buena nota por una onza de lealtad a la Constitución, por un par de gramos de principios honorables, y por un suspiro de rectitud, o sea, que del informe del examen psicológico, al cual tienen acceso los diputados, se puede inferir qué aspirante cuenta con elementos de moralidad bien definida. En lo particular, pienso que es más valiosa la rectitud y la honorabilidad que todas las capacidades juntas, sobre todo porque la Sala de lo Constitucional, cuenta con grandes académicos como colaboradores.

publicidad

En ese sentido, no vería ninguna objeción en la elección de la señora procuradora Sonia de Madriz, como magistrada, dado que ha hecho un buen trabajo como procuradora; ha logrado que la PGR sea más eficiente en los procesos, redujo la mora de los padres irresponsables sobre cuotas alimenticias, incluso ha perseguido las cuotas alimenticias sobre padres que viven en el extranjero, ha incrementado el número de demandas sobre cuotas laborales, atención a la niñez y adolescencia.

Así también existen otros candidatos que los están descalificando, sin tomarse el tiempo de analizar su trayectoria, ni tampoco han sido tomados en cuenta por el pecado de no tener inclinación partidaria, como el caso del licenciado Oscar Canales Cisco, jurista de carrera, autor de una serie de libros en materia civil y con una trayectoria intachable; sin embargo, su nombre no ha sido mencionado. De manera que ya sea que elijan a los mejor evaluados del baremo o no, lo importante es que se pongan de acuerdo, porque el mensaje que están dando a la comunidad internacional es que no les interesa tener Sala de lo Constitucional.


Ya que ello permite que haya una pequeña anarquía estatal y, por consiguiente, caldo de cultivo para que la corrupción siga ensanchando su territorio y que el presidente siga vetando leyes sin restricción alguna; además, existen expedientes abiertos de algunos diputados y exdiputados por enriquecimiento ilícito que, por falta de Corte Plena, no se pueden procesar; a lo mejor ésta sea la razón de mayor peso del porqué algunos diputados están poniendo obstáculos a elección, ya que no quieren volver a equivocarse eligiendo magistrados independientes.

Ahora bien, los diputados pueden decir lo que quieran frente a las cámaras, incluso pueden adjudicarse un gran esfuerzo en la elección, al grado que no duermen producto del arduo trabajo; otros pueden hasta sacar raja política del tema, desinformando a la población, diciendo que no pueden volver a presentar a los mismos candidatos a magistrados, porque no se alcanzó la mayoría calificada y por lo tanto tienen que esperarse seis meses para presentarse nuevamente, ¡pero cuanta ignorancia! al confundir “Proyecto de Ley” con “Elección de Funcionarios de Segundo Grado”, por votación nominal y pública.

Creo que todos los salvadoreños deseamos que pronto exista Sala de lo Constitucional, que esté compuesta por los mejores juristas; no obstante, bien se podría sacrificar la capacidad por la lealtad a la Constitución, por la honorabilidad y el recto proceder de la persona, animo a los diputados a piensen fuera de la caja, para elegir con la conciencia, más que por los intereses partidarios.




RECOMENDACIÓN DE LA REDACCIÓN



Opine y Comente

Diario El Mundo abre este espacio de opiniones para que se pueda debatir, construir ideas y fomentar la reflexión. Por eso, pedimos que se evite hacer uso de ataques ofensivos, que incluyan malas palabras, de lo contrario nos reservamos el derecho de publicación.

Recuerde que este es un medio que está para generar opinión constructiva.