Cerrar [X]

Buenos Días

Una pareja admirable de luchadores

Álvaro Cruz Rojas / Editor Jefe

viernes 28, septiembre 2018 - 12:00 am

Esta semana tuve el gusto de conocer en San Salvador a los periodistas cubanos Reynaldo Escobar y Yoani Sánchez, una pareja de luchadores que narran la cruda realidad política de la isla, con una precisión realista y un humor cáustico propio de un pueblo acostumbrado a reirse de sus desgracias.

Cuba tiene casi 60 años de vivir bajo un régimen totalitario en el que no están permitidos los partidos políticos opositores y por supuesto, tampoco los medios de comunicación que no pertenezcan al Estado. Algo así como el paraíso soñado de los políticos con vocación autoritaria. Pero Reynaldo y Yoani decidieron desafiar al régimen y usando el precario servicio de internet cubano -que tiene la velocidad que teníamos aquí a mediados de los 90 y el triple del precio de ese tiempo- decidieron adentrarse al periodismo digital y crearon primero sus blogs en el que contaban la realidad y luego un ingenioso periódico que se llama 14ymedio.

Desde entonces fueron enemigos declarados del régimen, han sufrido encarcelamiento, acoso y hostigamientos de todo tipo y los famosos mitines de repudio: un ataque orquestado contra ciudadanos que critican al régimen y claramente dirigido por miembros del partido que usualmente termina en golpiza a las personas objetivos.

publicidad

Como en todo régimen autoritario, han sufrido también el fusilamiento de su reputación. Les inventan cualquier tipo de cosas para intentar desprestigiarlos como personas en busca de silenciar sus críticas, algo que por aquí algunos también han intentado hacer. Pese a todo, han continuado la lucha por conseguir espacios de libertad de expresión, de poder contar la realidad cubana bajo ojos diferentes a la visión uniforme que el régimen pretende imponer a su pueblo. Yoani y Reynaldo nos enseñan que hay que apreciar la libertad de expresión, defenderla y valorarla siempre.




RECOMENDACIÓN DE LA REDACCIÓN



Opine y Comente

Diario El Mundo abre este espacio de opiniones para que se pueda debatir, construir ideas y fomentar la reflexión. Por eso, pedimos que se evite hacer uso de ataques ofensivos, que incluyan malas palabras, de lo contrario nos reservamos el derecho de publicación.

Recuerde que este es un medio que está para generar opinión constructiva.