Entretenimiento

Único salvadoreño en ganar un Oscar hizo historia en EE.UU.

Redacción DEM

lunes 20, mayo 2019 - 12:00 am

El cineasta salvadoreño André Gutfreund, el único centroamericano en agenciarse un premio Oscar el 28 de marzo de 1977, por su trabajo como productor en la película “In the Region of Ice”, fue destacado por el portal de noticias BBC Mundo como uno de los cuatro centroamericanos que hicieron historia en EE.UU., pero sin olvidarse de su región.

El medio realzó también las historias de Norma Torres (Guatemala), primera congresista centroamericana en EE.UU.; Franklin Chang Díaz, el costarricense que hizo historia en la NASA; y Luis Enrique Mejía López (Nicaragua), el inmigrante que se convirtió en el “Príncipe de la salsa”.

Los cuatro son centroamericanos que por diferentes razones tuvieron que salir de sus países y lograron triunfar en el extranjero. A pesar de haber migrado y hecho sus carreras en Estados Unidos, todos mantuvieron un vínculo con sus países de origen con la esperanza de contribuir a una Centroamérica mejor.

publicidad

Con motivo de la celebración en Costa Rica del festival literario Centroamérica Cuenta, BBC Mundo repasó sus trayectorias.

André Guttfreund tiene una maestría en Bellas Artes del The American Film Institute y ha tenido el privilegio de trabajar con Lawrence Olivier y Roberto Rossellini.


Ha sido director de Televisión Educativa (1971-1973) y director del Teatro Nacional, y desde 2012 preside la Asociación Salvadoreña de Cine y Televisión (Ascine).

“El único centroamericano que ha ganado un Oscar” es un título que ostenta desde 1977, aunque dice que ya quiere que alguien más lo gane y precisamente por eso es que, después de vivir casi toda su vida en el extranjero, decidió hace unos 10 años volver a su país y trabajar sobre un sueño: crear una industria de cine de ficción en El Salvador.

Nació el 6 de noviembre de 1946 y desde niño supo que sus estudios los haría fuera del país, pues esa era la decisión que sus padres habían tomado. Estudió el bachillerato y la universidad en Estados Unidos. Luego, con una beca, estudió una maestría en teatro en Londres.

Con su proyecto de tesis para el American Film Institute, el corto “In The Region of Ice”, una adaptación del libro de la novelista estadounidense Joyce Carol Oates, ganó el Oscar a Mejor Cortometraje de ficción.

Aunque vivió fuera, nunca perdió su vínculo con El Salvador. En vacaciones siempre regresaba. El único tiempo que se desconectó del país centroamericano fue cuando secuestraron y mataron a un socio de su padre. Eso fue a inicios de la década de los 80.

En 2009, Guttfreund era profesor de una escuela de cine en Estados Unidos, pero consideró que su país lo necesitaba más. Por eso volvió.

Luis Enrique, el inmigrante que se convirtió en el “Príncipe de la Salsa”

Salió de Nicaragua cuando tenía 15 años. Su abuelo materno tomó la decisión de que él y su hermano menor, entonces de 13 años, debían salir del país. Huían de una Nicaragua en guerra que buscaba derrocar a Anastasio Somoza Debayle.

Ya en Estados Unidos, tras acabar la secundaria, intentó conseguir una beca para continuar sus estudios, pero no pudo por no tener su documentación en regla.

Una década después le llegó su gran oportunidad a través de la música. Se trasladó de California a Miami con el grupo Versalles, con el que grabó sus primeras canciones. En 1986, el expresidente Ronald Reagan promulgó una amnistía que permitió la legalización de millones de inmigrantes indocumentados en el país, como él.

 

Ese mismo año, Luis Enrique firmó su primer contrato discográfico.




RECOMENDACIÓN DE LA REDACCIÓN



Opine y Comente

Diario El Mundo abre este espacio de opiniones para que se pueda debatir, construir ideas y fomentar la reflexión. Por eso, pedimos que se evite hacer uso de ataques ofensivos, que incluyan malas palabras, de lo contrario nos reservamos el derecho de publicación.

Recuerde que este es un medio que está para generar opinión constructiva.