Cerrar [X]

Editorial & Opinion

¡Votando damos vida a la democracia!

Sherman Calvo / Empresario

viernes 11, enero 2019 - 12:00 am

Si no me gusta ningún candidato, no me parece el sistema político del país y mi voto es sólo uno, no va a cambiar nada, ¿por qué debería votar?… Estamos frente a una elección presidencial, y muchos ya se habrán hecho esa pregunta y decidido a no participar. Pero si lograran entender cómo opera realmente la política, la democracia y por qué los gobernantes prefieren tener la base de votantes más pequeña posible, y cómo eso va directamente en contra de nuestro propio interés como ciudadanos, probablemente irían corriendo a la urna de votación.

No ir a votar (abstenerse o anular el voto) es un error grave, que no solamente es darle a los políticos que usted desprecia precisamente lo que quieren, sino que es la mejor forma de asegurarse de que todas sus políticas le perjudiquen o, al menos, ignoren por completo sus necesidades. No sólo debemos votar a como dé lugar, sino que incluso debemos organizarnos con otros para que voten. Estas son las elecciones para elegir al nuevo Presidente que tomará las riendas del Poder Ejecutivo en los próximos cinco años. Usted, mejor que nadie, conoce las necesidades del lugar en el que vive y a los candidatos a la presidencia y vicepresidencia de la República postulados: Si elegimos a gente capaz y honesta, podemos aspirar a tener un mejor país.

El buen gobierno es muy importante, sobre todo ahora que hay tantas necesidades en el país. Por eso, de nuestros votos depende agravar o resolver los problemas que enfrenta El Salvador. Por otro lado, si  dejamos que otros elijan por nosotros a los que dirigirán nuestro futuro durante los próximos cinco años, luego no podremos quejarnos de no tener  un gobierno orientado a buscar el bien común.

publicidad

Que quede claro: una decisión electoral acertada traerá progreso y bienestar. Una decisión equivocada (y la peor de todas es no votar) podría empeorar las cosas. En la papeleta habrá siete banderas, representando a cuatro candidatos para alcanzar la presidencia. El menú es variado en sus virtudes y defectos, en el voto razonado está el auténtico reto del voto consciente. Escuchar nuestra conciencia es necesario para tomar cualquier decisión moral. Ser fiel a su conciencia nos une con el resto de la humanidad en la búsqueda de la verdad, y la conciencia debe desarrollarse a través de la oración por El Salvador, la reflexión y el diálogo con otros.

Debemos compartir las verdades, y permitirle a cada quién el actuar prudentemente y de acuerdo a la ley escrita en nuestros corazones. Con nuestro voto, podemos apoyar lo que se puede hacer mejor y corregir lo que se esté haciendo mal. ¿Qué tiene que ver todo esto con su voto? En caso que no sea obvio a estas alturas, lo que todo esto quiere decir, es que no hay mejor garantía de que el gobernante de turno se desentenderá de usted y sus problemas, si usted y su grupo no van a votar.


Al Tribunal Supremo Electoral le toca garantizar en estas próximas elecciones, más que nunca, que debe haber absoluta transparencia y certeza en los resultados; los Magistrados del TSE tienen la obligación de velar entonces por nuestro sistema republicano y democrático. De modo que no sólo deberíamos votar, deberíamos agrupar a otros votantes que tengan necesidades e ideales como los nuestros (su comunidad, sus vecinos, sus amigos, su congregación religiosa, lo que sea) y gritar abiertamente que usted y los suyos darán su voto al partido, al candidato a la presidencia y la vicepresidencia de su predilección. A diferencia de como ocurre en las dictaduras, con el voto libre se nos toma en cuenta y se confía en nosotros. Se nos toma en serio, nuestra opinión pesa y se nos responsabiliza de nuestro futuro. Se nos empodera como ciudadanos capaces de saber cómo estamos y qué necesitamos. Sin duda, votando damos el mejor ejemplo a las nuevas generaciones.

¡Salvadoreños, vamos a votar! Apostemos por El Salvador. Demos vida a la democracia. En vez de sumar problemas y quejas de lo que está mal, o de lo que no funcionará, seamos más los que queremos soluciones. Con decisión y valor, construyamos un futuro mejor. ¿Habrá alguna excusa buena para no hacerlo? Cuando votas no sólo entregas poder, adquieres poder tú. Vota este próximo 3 de febrero.




RECOMENDACIÓN DE LA REDACCIÓN



Opine y Comente

Diario El Mundo abre este espacio de opiniones para que se pueda debatir, construir ideas y fomentar la reflexión. Por eso, pedimos que se evite hacer uso de ataques ofensivos, que incluyan malas palabras, de lo contrario nos reservamos el derecho de publicación.

Recuerde que este es un medio que está para generar opinión constructiva.