Cerrar [X]

Buenos Días

Y ya van 15 quemados por pólvora…

Álvaro Cruz Rojas / Editor Jefe

viernes 14, diciembre 2018 - 12:00 am

El Ministerio de Salud revelaba ayer que ya se registran al menos 15 quemados por pólvora y eso que no hemos entrado a la etapa de mayor manipulación de juegos pirotécnicos. Para variar, ya estalló la primera cohetería -esta semana en Ilobasco- donde cuatro personas resultaron lesionadas.

El caso más grave es de un joven de 19 años que sufrió el 90 % de quemaduras en su cuerpo en el estallido de la cohetería en Ilobasco. Su pronóstico es reservado.

Cada año repetimos lo mismo sobre prevenir el uso de la pólvora, especialmente en menores de edad. Los daños por una quemadura suelen ser irreversibles, una marca para toda la vida que recordará la imprudencia de un momento que pudo evitarse.

publicidad

Yo insisto en la necesidad de crear conciencia profunda en la sociedad sobre esta práctica que, además, no deja nada productivo. Los cohetes y juegos pirotécnicos, en general, no son baratos, todo lo contrario. Quemar cohetes es quemar el dinero que tanta falta hace para otras necesidades y especialmente, para los gastos escolares que las familias tienen que afrontar en enero próximo.

Pero además del costo personal, el costo como sociedad es enorme. Cada día de atención para una persona quemada, en el hospital Rosales ronda los $2,000. En el Hospital de Niños Benjamín Bloom, esa cifra puede llegar hasta los $3,000 diarios. Ahora imagínese si el tratamiento hay que tomarlo en un centro hospitalario privado.


Discutir sobre si la pólvora hay que prohibirla o no es un asunto de debate anual que lamentablemente se desvanece en los aires dicembrinos y termina olvidado en enero. Pero debemos insistir en campañas preventivas; en prevenir no solo a los niños, sino, sobre todo, a los adultos que no descuiden a los menores y los supervisen todo el tiempo.




RECOMENDACIÓN DE LA REDACCIÓN



Opine y Comente

Diario El Mundo abre este espacio de opiniones para que se pueda debatir, construir ideas y fomentar la reflexión. Por eso, pedimos que se evite hacer uso de ataques ofensivos, que incluyan malas palabras, de lo contrario nos reservamos el derecho de publicación.

Recuerde que este es un medio que está para generar opinión constructiva.