Cerrar [X]

Sin categoría

20 meses sin pistas de Bryan y William

María Cidón

lunes 18, abril 2016 - 12:03 am

byran-william

Bryan Alexander Juárez García, 17 años, estudiante de San Martín; y William Ernesto Hernández López, 17 años, estudiaba en el C.E. Jorge Lardé.

 

Las vidas de Bryan Alexander Juárez García y William Ernesto Hernández López, ambos de 17 años, se perdieron a la salida del mercado Nuevo de San Martín, un lugar lleno de gente antes de las 11:00 de la mañana del 30 de julio de 2014. Decenas de testigos vieron, aunque pocos hablan de ello, cómo los dos fueron detenidos por un grupo de cinco soldados con boinas rojas, sus manos atadas con pitas y sacados a las calles de San Martín, donde se supone que esa autoridad militar los abandonó a su suerte en la comunidad Santa María.

publicidad

Bryan estudiaba en  el colegio Miguel Román Peña, de San Martín, mientras que William cursaba estudios en el Centro Escolar Jorge Lardé, ambos vecinos y amigos de la colonia Anémona, de donde salieron esa mañana de hace casi dos años para ir a cortarse el cabello antes ir a clases.

Según narran los testigos, desde el mercado los jóvenes fueron llevados por los soldados a las cercanías de la iglesia Luz del Mundo, donde habrían sido subidos a un pick up blanco, sin placas. Posteriormente, fueron vistos por última vez junto a los militares en la colonia Santa María, una zona dominada por la pandilla MS, la contraria a la que “manda” en la colonia Anémona.


“Los llevaban con esas pitas con las que amarran los diarios a los dos (….) el chele de ojos claros (uno de los militares)  llevaba a uno incluso con sus manos”, relata de una joven vendedora.

¿Llevaba ropas militares, o se veían como militares? Trajeados con todo, botas, todo, quien los agarró llevaba una boina, dos tipos morenos altos (los soldados)”, dice otra vendedora.

Desde entonces, ni la Policía Nacional Civil, ni la Fuerza Armada, ni la Fiscalía General de la República han logrado dar con los sujetos que habrían desaparecido a los dos adolescentes.

TAMBIÉN LEA: Ministro niega presencia militar durante hechos

Los padres de los jóvenes no saben nada, quiénes fueron esos soldados, porqué lo hicieron y mucho menos a dónde fueron a parar sus cuerpos, porque en su resignación y a casi dos años de perder a Bryan y Alexander, lo que desean es tener al menos unos restos que enterrar. “Lo único que quisiera es encontrar sus huesitos”, dice el padre de Bryan.

Pero la resignación ya es colectiva, una de las vendedoras, quien fue testigo de cómo retuvieron a sus hijos,les dice: “Ustedes ya saben que esos niños están muertos, si estuvieran vivos ya habrían aparecido”.

Los rostros de ambos padres se congelan, sus miradas se opacan sin bajar la vista, hay un horror que predicen pero quizás no han podido ver aún. Es el drama de los familiares de los desaparecidos, tener que asumir una muerte que nadie les puede confirmar.

En su afán por saber qué pasó, los padres no se han rendido, a los días de desaparecer pasaron por morgues, bartolinas policiales y hospitales en busca de pistas. En varias ocasiones fueron avisados de la posibilidad de haber sido enterrados en la colonia Santa María,donde se ha sospechado de la presencia de un cemetenterio clandestino.

LOS BUSCARON HASTA DEBAJO DE LA TIERRA

Según el padre de Bryan, fueron tres las veces que entraron con el apoyo de la Policía  y una cuarta con militares. Ataviados con palas y el ansia de encontrar “al menos los huesitos”, los agentes los desanimaban, les decían que “era paja” y que solo iban a gastar gasolina y tiempo en ir a buscarlos; actitud que este padre considera “negligente”, y como a la cuarta vez ya no quisieron meterse con ellos, decidieron ir con el apoyo de soldados

“Tres soldados nos apoyaron, nosotros con miedo por lo que se había dado”, dice el padre de Byran sobre la última salida a una zona de arenales,  donde revisaron un pozo y encontraron ropas que no correspondían a las de sus hijos.  Sus padres y madres, de quienes se omiten el nombre por cuestiones de seguridad, han interpuesto denuncias y han acudido a todas las instituciones pidiendo ayuda, pero hasta ahora nadie les ha dado una respuesta sobre el paradero de sus hijos o quiénes los desaparecieron.

“No pasa un solo día sin pensar qué le pasó”, dice el padre de Bryan, quien lamenta  la falta de investigación y resultados, “es injusto con la gente que no tiene recursos ,  yo como padre doy fe que no era malo. Tal vez estuvo en el lugar y en el momento equivocado”, dice con profunda tristeza, mirándose las manos en busca de una respuesta.

El caso

30 /07 /2014

Desaparecen Byran y William cuando iban a cortarse el cabello. Son intereceptados por militares en el mercado Nuevo, los suben a un vehículo sin placas y los dejan en la colonia Santa María, según testigos.

31/07/2014

La madre de William interpone la denuncia ante la PNC por la desaparición de su hijo, presuntamente a manos de cinco militares con boinas rojas, según le dijeron testigos y consta en la denuncia.

15 /12/2015

La Asociación Salvadoreña por los Derechos Humanos (Asdehu) presentó un hábeas corpus, recurso jurídico que busca evitar las detenciones arbitrarias, a favor de los dos menores de edad desaparecidos en San Martín.

mapa

 




RECOMENDACIÓN DE LA REDACCIÓN

“La Roca” saca su lado más amoroso y conquista las redes

El actor Dwayne Johnson ha dejado ver su lado más amoroso y demostrado que tiene un …

MÁS INFORMACIÓN
México aterriza en Moscú dispuesta a cerrar definitivamente el ‘fiestagate’

Una semana después de que explotara el 'fiestagate', fueron el seleccionador Juan Carlos Osorio y el …

MÁS INFORMACIÓN


Opine y Comente

Diario El Mundo abre este espacio de opiniones para que se pueda debatir, construir ideas y fomentar la reflexión. Por eso, pedimos que se evite hacer uso de ataques ofensivos, que incluyan malas palabras, de lo contrario nos reservamos el derecho de publicación.

Recuerde que este es un medio que está para generar opinión constructiva.