Usualmente las personas no eligen una institución bancaria que se adapte a sus necesidades, generalmente seleccionan la entidad bancaria que les quedé más cerca o en la que sus padres ahorraban, sin preocuparse por las condiciones que tienen ni por las que ofrece la competencia.

Elegir la institución bancaria a la que le confiaremos nuestro dinero es fundamental para mejorar la gestión de nuestras finanzas. Por eso les recomendamos hacer una lista de lo que deseamos en un banco y luego asignarle prioridades. A continuación te recomendamos cuáles aspectos deberías considerar:

Tasa de interés

publicidad

Este factor es probablemente el más importante para muchos, y se refiere a la cantidad de dinero que te paga el banco por depositar tu dinero en su entidad financiera. Además de comparar la tasa que paga una institución con respecto a otros bancos, también hay que considerar la frecuencia de las capitalizaciones. A mayor cantidad de capitalizaciones en un año, mayor será la cantidad de dinero que recibas.

Conveniencia


Considerar si la institución bancaria tiene amplia red de agencias y de cajeros automáticos, o si tienen presencia en la zona geográfica donde sea de tu conveniencia. Por otra parte, si prefieres hacer tus transacciones a través de internet, es importante que conozcas los servicios de banco online que ofrece, así como los posibles costos o comisiones.

Cargos o comisiones

Los cargos o comisiones pueden consumir el dinero que nos pagan en concepto de interés. Algunos ejemplos son cobros por utilización de cajeros automáticos, comisión por mantener un saldo menor al mínimo estipulado, comisión por emisión de tarjeta de débito, cobros por sobregiros en tu chequera, entre otros. Además, deben mantenerte informado, porque esos “pequeños” cargos pueden cambiar en el tiempo.

Seguridad

A diferencia de la opción de mantener nuestro dinero debajo del colchón, en una institución bancaria está protegido. Es importante que verifiques si la institución bancaria cuenta con la autorización de la Superintendencia del Sistema Financiero para captar depósitos del público. Así como si el banco está protegido incluso en el remoto caso que el banco cierre. En El Salvador, las instituciones bancarias cuentan con la garantía de Depósitos que brinda el Instituto de Garantía de Depósitos (IGD). En el caso que un banco sea cerrado, el IGD te pagará tus depósitos hasta un límite de $10,171 por persona por institución bancaria.

La institución bancaria cerrada entra en un proceso de liquidación y el dinero que resulte de la venta de los bienes o activos del banco, se utiliza para pagar a los depositantes los ahorros que tengan por arriba de los $10,171.

Si quieres conocer más sobre el IGD o verificar si la institución bancaria donde tienes tus ahorros cuenta con la garantía de depósitos, puedes visitar el sitio www.igd.gob.sv, llamar al 2281-1777 o escribir a oficialdeinformacion@igd.gob.sv .