Cerrar [X]

Deportes

60 años de magia

Astrid Mejía

martes 13, marzo 2018 - 6:00 am

Una vela se enciende este 13 de marzo para celebrar la vida de un genio que hizo de la sencillez una virtud; de su existencia, una película que no admite guión; de su primer contacto con el balón, una relación que perdurará por siempre; de su única posibilidad, un campo amplio de oportunidades; de su incomprensiva singularidad, una obra de arte que no permite copia; del fútbol, magia; de la noche, día; y de la avidez, positivitez.

Jorge Alberto González Barillas, mejor conocido como “Mágico”, el chico que se metía por las puertas traseras de los buses y que le costaba comprender las matemáticas mientras estudiaba, ese mismo que luego desarrollaría cálculos complejos en el rectángulo de juego, llega hoy a sus 60 años.

Tal vez nunca le apeteció sumar los 100 colones que comenzó ganando en Primera División con ANTEL y tampoco los siete millones de pesetas cuando fue cedido a Cádiz o los que podía llegar a ganar si se iba al Barcelona. Es que a las matemáticas nunca acudió y menos para restar cuando se tratase de ayudar a alguien.

publicidad

“Para mí el éxito es tratar de hacer las cosas lo mejor posible, pero siempre y cuando no pisoteés a nadie. Ese fue uno de mis lemas cuando era jovencito. Tratar de ser feliz lo más posible, pero, ojo, siempre y cuando no estés haciéndole daño a otro”, resumió “Mágico” como su lema de vida.

“El dinero no me va a confundir, espero que no; me puede poner a parir, pero confundirme no”, añadió sobre el éxito relacionado a la acumulación de ‘riquezas’. “Me gusta sentirme uno más de mi pueblo, del corriente, del de a pie, me gusta porque desde ahí me siento que soy uno más”, amplió.


Es esa filosofía de vida la que hace a Jorge tan querido, con balón o sin él, adentro o al margen de una cancha.

Su forma peculiar de huir de los actos pomposos y de la parafernalia mediática ha generado que la atraiga como imán. Tanto tiempo resistiéndose a volver a Cádiz obligó al propio presidente del club a venir al país para tratar de convencerle que regrese.

Así es Jorge y nunca necesitará actuar políticamente correcto para que el cariño y la magia dada le sean desvueltas. Ahora, el mundo del fútbol le felicita en sus 60 años, aunque esa forma de fragmentar la vida tampoco sea lo suyo. “A los 24 pensaba como un chico de 18… Ahora que tengo 31 ya pienso como uno de 25, o sea que voy madurando”, dijo hace tres décadas.




RECOMENDACIÓN DE LA REDACCIÓN



Opine y Comente

Diario El Mundo abre este espacio de opiniones para que se pueda debatir, construir ideas y fomentar la reflexión. Por eso, pedimos que se evite hacer uso de ataques ofensivos, que incluyan malas palabras, de lo contrario nos reservamos el derecho de publicación.

Recuerde que este es un medio que está para generar opinión constructiva.