Cerrar [X]

Buenos Días

¿A qué nivel están las extorsiones?

Álvaro Cruz Rojas / Editor Jefe

miércoles 16, agosto 2017 - 12:00 am

La Fiscalía reveló ayer una extorsión a una empresa agroindustrial de gran tamaño, por más de siete años y bajo todas las modalidades posibles: efectivo, especies, cheques, etc. Los extorsionistas eran totalmente descarados en su modus operandi.

Qué bueno que la Fiscalía logró desmantelar este caso entre los que ha aparecido Raúl Mijango. Pero si las pandillas fueron capaces de extorsionar así a una empresa de ese tamaño, la duda que queda es ¿cuántas empresas más, de todos los tamaños, sufren este mismo problema?

El combate a la extorsión es una dura tarea. Una empresa pequeña se ve amenazada por un grupo de delincuentes que le exigen dinero a cambio de “protección”, la mal llamada “renta”. Entonces si el propietario de ese negocio no cede, lo amenazan de muerte y quizás él puede protegerse y vive en una zona segura, pero como sus empleados viven en zonas vulnerables, son ellos los que pueden terminar pagando con su vida la negativa a la extorsión. Al empleador le quedan muy pocas alternativas: pagar la extorsión o cerrar el negocio. En muchos casos, esta segunda opción es lo que queda y con ello, se pierde la inversión y el empleo.

publicidad

Pero este caso que denunció la Fiscalía, nos demuestra que no solo sucede en pequeñas empresas sino también con grandes empresas. ¿Recuerdan cuando una compañía de venta de agua purificada tuvo que cerrar su planta por extorsiones? A esos niveles estamos.

Todos hemos sufrido directa o indirectamente extorsiones, en nuestras casas, en nuestros trabajos, conocemos familiares, compañeros de trabajo o amigos que la sufren. Es una plaga recurrente que no parece tener fin y aunque las estadísticas oficiales nos digan otra cosa, la realidad nos enseña otra. En el fondo, estamos secuestrados, tristemente somos rehenes de una situación incontrolable.





RECOMENDACIÓN DE LA REDACCIÓN



Opine y Comente

Diario El Mundo abre este espacio de opiniones para que se pueda debatir, construir ideas y fomentar la reflexión. Por eso, pedimos que se evite hacer uso de ataques ofensivos, que incluyan malas palabras,
de lo contrario nos reservamos el derecho de publicación.

Recuerde que este es un medio que está para generar opinión constructiva.