Cerrar [X]

Editorial & Opinion

Amenaza del cambio cultural

Dr. Mauricio E. Colorado / Abogado

lunes 3, septiembre 2018 - 12:00 am

El Salvador, al igual que muchos otros países del globo, está sufriendo cambios en forma contundente o imperceptible, pero que a la larga modificarán el sistema de vida de las futuras generaciones, para bien o para mal, y en algunas ocasiones posiblemente para la destrucción de determinadas sociedades que a la larga no superarán el proceso de transformación cultural al que voluntaria o involuntariamente se someten.

Tomando como referencia el libro de libros, La Biblia, aunque no como referente religioso sino como histórico, podemos darnos cuenta de situaciones sociales que desbordaron las costumbres racionales de la humanidad y por voluntad divina – o por hechos naturales, como se quiera interpretar- desembocaron en la destrucción de pueblos y sus respectivas civilizaciones, dejando únicamente vestigios y leyendas sobre su existencia (el diluvio, Sodoma y Gomorra, etcétera).

En el presente, quienes habitamos el planeta advertimos sucesos de cambio que nos hacen pensar que de alguna manera existe una amenaza seria contra la civilización, tal como la conocemos.

publicidad
  1. A) La ideología comunista atea. Nacida a finales del siglo XIX en la Rusia de los zares, se alzó con la revolución Rusa y desarrolló la URSS, gobernando parte importante del mundo durante más de 50 años hasta su declive a finales del siglo XX, pero logrando exportarse a países vecinos, entre ellos China continental que coincidentemente ha tomado presencia en nuestro país aprovechando un gobierno de corte ideológico similar, pero adecuado a los tiempos modernos, y simulando superar el ateísmo para beneficiarse de un pueblo creyente y de líderes y mártires pseudo católicos, para fortalecer “la revolución”.
  2. B) Las pandillas o maras. Estas asociaciones delincuenciales han sido de alguna forma fomentadas por la autoridad, por el apoyo que han dado a sectores poblacionales a la tal “revolución”, al grado de que se les ha permitido controlar “territorios” y se les ha favorecido con “treguas” que finalmente han resguardado su poder, a ciencia y paciencia de la autoridad, y al momento se tiene la impresión de que se ha perdido el control y se han unido al narcotráfico, volviendo más difícil su extinción.
  3. C) La desnaturalización del sexo. El tema sexual, que anteriormente era simple: varón o hembra, actualmente ha desarrollado una complicación extenuante, al diversificarse entre relaciones varón con varón, hembra con hembra, varón con varón y hembra, hembra con hembra y varón, y las mil inimaginables tipos de relación, llegadas al extremo de pretender legalizar en lo que han querido llamar matrimonio de parejas del mismo sexo (que podrá ser cualquier cosa, menos matrimonio) y mil degeneraciones más.
  4. D) Pretender la despenalización del aborto, que diga lo que se diga y se escriban montañas de libros y proyectos de ley, no deja de ser la supresión de una vida, comparable únicamente con el homicidio, o sea un simple crimen, que no se justifica por la edad de la víctima. Ni muy viejo ni muy joven. Matar es matar.
  5. E) El problema de la basura. La sociedad humana se ha desarrollado tanto, que en la actualidad uno de los grandes problemas es el destino de la basura. Se ha buscado una solución tratando de reincorporar la basura en un reciclaje, es decir transformándola en producto útil que se pueda reutilizar. Sin embargo, el gran problema han sido los plásticos, que no se destruyen y son lanzados al mar, donde han creado islas inmensas que ya han causado verdaderos problemas en la fauna marina y que, de hecho, nos rebotan a los humanos. Al principio, los plásticos solucionaron muchos problemas, pero ahora causan muchos problemas.
  6. F) La fuerza nuclear. Desde que los científicos descubrieron la fuerza nuclear, buscaron la forma de ayudar a la humanidad con plantas para crear energía que sustituyeran las tradicionales, que hasta el momento se conocían y que eran muy contaminantes. A la par, sin embargo, crearon las bombas. Estas todavía existen pero más sofisticadas. Y también existen países que se las ofrecen tirar.



RECOMENDACIÓN DE LA REDACCIÓN



Opine y Comente

Diario El Mundo abre este espacio de opiniones para que se pueda debatir, construir ideas y fomentar la reflexión. Por eso, pedimos que se evite hacer uso de ataques ofensivos, que incluyan malas palabras, de lo contrario nos reservamos el derecho de publicación.

Recuerde que este es un medio que está para generar opinión constructiva.