Cerrar [X]

Economía

Cada dólar invertido en prevenir desastres genera ahorros de $9

Andrés Dimas

miércoles 11, octubre 2017 - 12:00 am

El colombiano Herny Peralta, de UNISDR, capacitó ayer a empresas salvadoreñas. /Fundemas

El experto de la Oficina de las Naciones Unidas para la Reducción de Riesgo de Desastres (UNISDR), Henry Peralta, destacó ayer la importancia de la inversión empresarial salvadoreña en la implementación de planes de resiliencia ante emergencias y catástrofes.

Peralta capacitó ayer a un grupo de entidades privadas salvadoreñas en un evento auspiciado por la Fundación Empresarial para la Acción Social (Fundemas), con el apoyo de UNISDR, la iniciativa privada ARISE y Scotiabank.

publicidad

De acuerdo al especialista colombiano, por cada dólar que una sociedad privada o gubernamental invierte en prevención de riesgos, se ahorra $9 luego de que la crisis ocurre.

El experto explicó que esta proporción es beneficiosa porque brinda un fuerte flujo de capital de retorno cuando se sufre un fenómeno natural o una eventualidad que golpea infraestructura, empleados, clientes y proveedores; pilares para que una empresa funcione.


Según cifras de la Agencia Federal para el Manejo de Emergencias de Estados Unidos (FEMA), citadas por Peralta, el 40 % de las instituciones que no tiene un plan de prevención de desastres, nunca se recuperan cuando éstos ocurren.

“Por eso es importante generar inversiones sensibles al riesgo, que permita garantizar la continuidad de los negocios. Si continúan los negocios, se garantiza empleo y desarrollo. Y se garantiza que hayan recursos para crear infraestructuras resistentes a los sismos, por ejemplo”, afirmó.

El especialista recalcó que los recientes desastres en el Caribe y Estados Unidos reflejaron la existencia de un desajuste entre sociedad y naturaleza y que son un “campanazo de alerta” para que las organizaciones avancen en la creación de estrategias y protocolos de gestión de riesgos potenciales.

Esta advertencia se torna más seria para El Salvador cuando el 88.7 % de su territorio es un área de riesgo y posee la más alta tasa porcentual de población bajo riesgo (95.4 %), según datos de la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (CEPAL), estimados en junio de 2010 luego de la emergencia por la tormenta tropical Agatha.

El mismo informe del organismo de las Naciones Unidas estableció que entre 1982 y 2009 el territorio nacional sufrió daños y pérdidas económicas por más de $6,711 millones (a precios de 2008), lo que equivale a un promedio anual de  $959 millones; números que instan a tomar medidas urgentes.

CLAVES PARA UN PLAN DE PREVENCIÓN

Evaluar

Conocer anticipadamente las áreas de riesgo de la empresa. Una evaluación de infraestructuras, peligros para empleados, clientes y proveedores. Se valoran las pérdidas potenciales.

Planificar

Una vez identificados los puntos débiles, se crea un plan estratégico y protocolario que busque fortalecer las debilidades encontradas, a través de inversión de capital y reorganización de empresa.

EJECUCIÓN

La tercera etapa clave para un plan de este tipo implica generar las medidas de reducción de riesgo actual y potencial. Esta fase implica también adquirir recursos que se utilizarán para la contingencia ante desastres.

$959
millones
La CEPAL estima que entre 1982 y 2009, El Salvador perdió un promedio anual de $959 millones por desastres naturales.

88 %
Vulnerable
La CEPAL también advirtió que más del 88 % del territorio salvadoreño constituye un área de riesgo.

 




RECOMENDACIÓN DE LA REDACCIÓN



Opine y Comente

Diario El Mundo abre este espacio de opiniones para que se pueda debatir, construir ideas y fomentar la reflexión. Por eso, pedimos que se evite hacer uso de ataques ofensivos, que incluyan malas palabras,
de lo contrario nos reservamos el derecho de publicación.

Recuerde que este es un medio que está para generar opinión constructiva.