Cerrar [X]

Editorial

Caer en el impago podría afectarnos a todos en el país

Alvaro Cruz

Viernes 16, Septiembre 2016 - 12:00 am

EDITORIAL

Las finanzas públicas están llegando a un callejón sin salida. El tema de la emisión de bonos por $1,200 millones parece estar al centro de este callejón, es la manzana de la discordia y alcanzar un acuerdo ha sido muy difícil.

Pero es algo más que los $1,200 millones. Este monto es solo la consecuencia de una serie de políticas fiscales y gastos públicos desenfrenados por parte del estado salvadoreño. El nivel de endeudamiento es extremo y los últimos tres gobiernos no han tenido medida en cuanto a medidas populistas que ahora se tienen que recortar a falta de dinero.

Pero todo se vuelve más complejo debido a que existe el riesgo de impago de obligaciones tales como los Certificados de Inversión Previsional  (CIP), que el gobierno compra de los fondos de pensiones, un precedente gravísimo para los cotizantes que ya han visto amenazadas sus cuentas personales con la reforma que propuso el Ejecutivo hace unos meses.

publicidad

Existen otros riesgos más graves de impago, pero el de los CIP nos demuestra cómo esta situación afecta a una inmensa mayoría de salvadoreños, desde los grandes inversionistas que compran esos bonos hasta el más humilde de los cotizantes que vería afectada su pensión.

La necesidad de un acuerdo sobre los $1,200 millones es urgente, pero también lo es tomar conciencia que no se puede seguir manejando las finanzas públicas como hasta ahora.




RECOMENDACIÓN DE LA REDACCIÓN



Opine y Comente

Diario El Mundo abre este espacio de opiniones para que se pueda debatir, construir ideas y fomentar la reflexión. Por eso, pedimos que se evite hacer uso de ataques ofensivos, que incluyan malas palabras,
de lo contrario nos reservamos el derecho de publicación.

Recuerde que este es un medio que está para generar opinión constructiva.

Simple Share Buttons