Cerrar [X]

Política

Comisión inicia consultas sobre despenalizar aborto

Gerson Chávez

martes 28, febrero 2017 - 12:00 am

“Los padres de ella preferían abortara y ella se opuso”

 

El pastor evangélico Juan Carlos Hasbún contó su testimonio a los diputados de la Comisión de Legislación: se mostró en contra de la propuesta de abrir la puerta al aborto terapéutico o ante un proceso de violación.

Relató que su nacimiento fue producto de una violación que sufrió su madre. “Les voy a contar una historia. En 1967, el orgullo, la primera hija de una familia de origen palestino, mal llamada turca en este país, fue abusada, fue to-mada por un primo. No solo era una joven mujer, sino que era monja. Ella era el orgullo de sus papás, vivía en Monterrey (México), vino, pasó lo que pasó y, para una familia trabajadora, comerciante, de mercado, era una vergüenza que su hija primogénita, monja, estuviera embarazada” expresó.

publicidad

Los doctores recomendaron practicar el aborto. Asegura que su madre tuvo muchos problemas de salud y los médicos le decían que abortara. Los padres preferían que abortara y ella se opuso. Recibió el rechazo de sus compañeras monjas, el de sus padres, el de la sociedad. “En aquella casa tipo mesón le construyeron una casa para que ahí pasara su embarazo”, contó.

Desde su concepción del cristianismo, dice que su madre decidió esperar en Dios.


“Cuentan que fueron los meses más trágicos de burla, humillación y oprobio, pero ella decidió esperar en Dios. Por favor, no crean que esperar en Dios es algo retrógrado o tonto. Les voy a recordar que este es un país de fe. Nace el niño y todo aquello fue transformando. Ese niño soy yo”, sentenció

El pastor llamó a la Comisión de Legislación y Puntos Constitucionales de la Asamblea Legislativa a no abrir la brecha para avalar el aborto en ningún caso.

“Espero que las conclusiones de todo lo que hablemos, no siendo enemigos, sino que queremos ser un mejor país, les pueda servir a ustedes para pasar como la Asamblea Legislativa que abrió la brecha para que todos los procesos médicos, clínicas de aborto, en una mujer, se establezcan, o simplemente mantener una posición como la que se ha mantenido hasta este momento, buscando el equilibrio”, finalizó el pastor.

 

“Yo no quería ser madre. Yo quería estudiar”

 

La documentalista Marcela Zamora se mostró el lunes a favor de permitir el aborto cuando la madre esté en riesgo de fallecer por complicaciones de salud durante el embarazo.

“Yo hace 12 años aborté. Vivía en otro país. Estudiaba y tenía una pareja. Yo soy deportista, hago deportes extremos. Tomaba la pastilla (anticonceptiva) y de repente yo comencé a sentirme muy mal, tenía mareos. Me sentía mal. Fui a ver al doctor y el doctor dejó hacer-me una ultra y determinamos que tenía un embarazo”, expresó ante la Comisión de Legislación de la Asamblea Legislativa, quien realiza una consulta sobre una propuesta de reforma para despenalizar el aborto en casos de riesgo de vida de la madre.

Contó que sus complicaciones de salud iniciaron a los pocos meses de su embarazo. “Más o menos a los tres meses, en la ultra se mira un globito que le salía de la cabeza al feto y el doctor me dijo que había un coágulo al rededor de la cabeza. Él me dio dos opciones. Me dijo que podía abortar o que me podía acostar un tiempo para ver si ese coágulo desaparecía”, relató.

Decidió reposar para intentar mejorar su condición; sin embargo, fue en vano. “Decidí acostarme porque podía ser que desapareciera ese coágulo. La verdad en ese tiempo que estuve acostada, que fueron como dos semanas, en mi cabeza pasaron muchas cosas, porque yo no había decidido ser madre. Yo no quería ser madre. Yo quería estudiar. Yo tenía 24 años. Ya tenía una carrera y estaba estudiando mi segunda carrera y además no me quería someter a un aborto”, manifestó.

Había empeorado. Ante esta situación decidió someterse al aborto; no detalló en qué país se encontraba cuando se lo practicó. “Después de dos semanas, me sentía muy mal, no mejoré. Cuando volví a llegar donde el doctor, me volvieron a hacer una ultra y tenía dos o tres coágulos más. El doctor dijo: ‘Mirá Marcela, ya estás corriendo demasiado peligro’. “La escuela donde yo estudiaba estaba muy lejos. Yo tuve que decidir porque si ese feto se desprendía, o uno de los coágulos explotaba, yo me podía ir en sangre”, recuerda.




RECOMENDACIÓN DE LA REDACCIÓN

Descartan más penas por espiar comunicaciones

El FMLN y GANA enviaron ayer al archivo la propuesta de reformar el artículo 186 del …

MÁS INFORMACIÓN
CSJ pide abolir a los especializados

Dos magistradas de la Corte Suprema de Justicia (CSJ), Doris Luz Rivas Galindo y Elsy Dueñas …

MÁS INFORMACIÓN
Diputados avalan comisión de antejuicio contra el general Atilio Benítez

La Comisión de Legislación y Puntos Constitucionales de la Asamblea Legislativa acordó hoy aprobar un dictamen …

MÁS INFORMACIÓN


Opine y Comente

Diario El Mundo abre este espacio de opiniones para que se pueda debatir, construir ideas y fomentar la reflexión. Por eso, pedimos que se evite hacer uso de ataques ofensivos, que incluyan malas palabras, de lo contrario nos reservamos el derecho de publicación.

Recuerde que este es un medio que está para generar opinión constructiva.