Cerrar [X]

Notas patrocinadas

¿Cómo saber si soy compatible genéticamente con mi pareja?

Propio

martes 13, marzo 2018 - 3:35 pm

 

Cuando conocemos a una persona, con fines de formalizar una relación, tomamos en cuenta ciertos aspectos de compatibilidad que, para nosotros, son importantes: la comida, los gustos musicales, las mismas aficiones o, a veces, consideramos que la compatibilidad está en las diferencias que ambos poseen y cómo estas se complementan.

Sin embargo, la compatibilidad en una pareja va mucho más allá de los gustos y la atracción física; e involucra todos esos aspectos heredados que podemos conocer gracias a la ciencia médica que estudia el ADN: la genética.

publicidad

“La información genética la recibimos a través de nuestros padres y esta es muy importante porque ahí vienen codificados nuestros padecimientos, enfermedades o problemas médicos”, explica Borys Cornejo, Genetista Clínico Molecular.

¿Para qué me ayuda la genética en la realidad?


Cuando escuchamos hablar de test de genética, pensamos en esas pruebas de paternidad o parentesco que se realizan por diferentes razones en el día a día.

Sin embargo, la genética es mucho más que eso y es de suma importancia debido a que permite a las personas aproximarse de manera, casi exacta, a diagnósticos clínicos graves  que pueden ser tratados desde antes de concebir.

Asimismo, en muchas ocasiones, por medio de estudios de genética podemos conocer las causas de abortos recurrentes o de infertilidad.

Por si fuera poco, los test genéticos, permiten conocer algún padecimiento próximo en una persona, las razones, las causas y las consecuencias en generaciones futuras.

La cultura y la ignorancia genética

Las parejas que se encuentran en la problemática de infertilidad o abortos recurrentes, asisten a médicos que les proponen realizar diversos procedimientos para lograr un embarazo. Sin embargo, es importante destacar que un test genético podría revelar las razones a estas problemáticas, y así, encontrar el tratamiento exacto para esta.

“En el país, muchas parejas que padecen abortos recurrentes, llegan a pensar que la mujer es la del problema”, explica Cornejo. “Por medio de estudios, hemos encontrado que, en la mayoría de los casos, el hombre es el traslocado”, añade el genetista.

En palabras simples, la translocación cromosómica se refiere tener la información genética alterada, la cual se produce debido a que la persona tiene cromosomas rotos o pegados unos con otros, lo que produce diferentes padecimientos.

La genética predictiva

“Desafortunamente, las personas comienzan a consultar al genetista después del embarazo o cuando ya se ha dado a luz a un bebé con padecimientos”, señala Cornejo, quien, además, explica que, antes de planificar un emabrazo, lo adecuado es realizarse estudios genéticos que demuestren que todo es saludable.

“Es más, lo ideal sería que antes que una persona escoja a una pareja, ambos se hicieran estudios genéticos para comprobar que están genéticamente sanos y evitar complicaciones”, destacó el médico.

El momento es ahora

Un indicador irrefutable para consultar a un genetista es cuando en una familia hay muchos casos de abortos o enfermedades graves. Los estudios ayudarán a examinar cuales son los factores genéticos que afectan y conocer las probabilidades de heredarlos.

“Muchas veces, las personas traslocadas viven con normalidad y las dificultades genéticas se manifiestan en la siguiente generación”, aclara Borys Cornejo.

Según el genetista, en algunas ocasiones, los padecimientos no vienen heredados, sino que inician en las personas y, posteriormente, lo heredan de padres a hijos.

Con los tests, los genetistas descartan o encuentran dónde se produjo el evento y les ayuda a conocer en qué momento se producirá, ya sea en el portador o en su descendencia.

¿Es un procedimiento doloroso?

Realizarse un estudio genético es un proceso rápido y sencillo, en el cual se requieren muestras de ADN del feto o del paciente.

El Hospital Centro Ginecológico realiza los test para diferentes inquietudes de sus pacientes: causas de infertilidad o aborto, diagnóstico prenatal o para la detección de enfermedades.

Para el diagnóstico prenatal se requiere que la embarazada tenga alrededor de 10 semanas de gestación. Hay dos procedimientos para este tipo de test: invasivo o no invasivo.

El invasivo consiste en la perforación diminuta del abdomen de la embarazada para extraer un líquido que posee células del feto. Por otra parte, la forma no invasiva requiere de una muestra de sangre de la madre, ya que en ella hay células del bebé que se escapan de la placenta y en las que hay ADN del bebé.

Maternit 21 plus es el nombre de este procedimiento para diagnóstico prenatal.

Para las demás evaluaciones únicamente se requiere de una muestra de saliva o sangre de la personas. Los resultados de este pueden estar entre dos semanas a dos meses. Posteriormente, se realiza una lectura de test y entrevista para conocer más sobre la procedencia de la persona y sus antecedentes.

Más información

Para conocer más sobre los test genéticos puede visitar las instalaciones del Laboratorio Clínico del Hospital Centro Ginecológico o llamar al 2247-1122.




RECOMENDACIÓN DE LA REDACCIÓN



Opine y Comente

Diario El Mundo abre este espacio de opiniones para que se pueda debatir, construir ideas y fomentar la reflexión. Por eso, pedimos que se evite hacer uso de ataques ofensivos, que incluyan malas palabras, de lo contrario nos reservamos el derecho de publicación.

Recuerde que este es un medio que está para generar opinión constructiva.