Cerrar [X]

Nacionales

“Coronel Bercián” heredó la narcoactividad a sus dos hijos

Juan Carlos Vásquez

lunes 7, mayo 2018 - 12:02 am

Abundante información se revela en el proceso penal iniciado contra tres estructuras desarticuladas el pasado 30 de abril, en la denominada “Operación Nexos-Narcos”, donde figuran policías, un exdirigente de fútbol, un exaspirante a alcalde y comerciantes. Pero entre todos ellos aparece Asmael Arturo Bercián Rivera, alias “Coronel Bercián”, señalado de manejar supuestamente el negocio de la droga en la zona occidental y quien desde hace 19 años no había vuelto pisar la cárcel.

Bercián Rivera, apodado también como “El Tiburón”, aparece en los archivos internacionales de la Administración para el Control de Drogas​ de Estados Unidos (DEA, en inglés) ya que lo detuvieron en 1991 en la frontera entre El Salvador y Guatemala por comercio, tráfico y almacenamiento ilícito de drogas, pero una pobre investigación fiscal salvadoreña le permitió quedar en libertad y absuelto, indica el informe de la DEA.

En 1999, fue capturado de nuevo con 202 kilogramos de cocaína en territorio guatemalteco y lo relacionaron con narcotraficantes que operaban en la zona del Pacífico y con varios homicidios que supuestamente había cometido.

publicidad

Luego de todos esos procesos, siempre se mantuvo en el negocio, dicen las pesquisas, pero mantuvo un bajo perfil ya que sus hijos Moris Alexander Bercián Machón, “El Barney”, y José Adán Silva Bercián, son los que han puesto la cara ante los carteles de la droga, supuestamente supervisados por su padre, de quien aprendieron el negocio.

De sus dos hijos, “El Barney” es el que más ha estado procesado y su amplio récord delictivo lo llevó incluso a convertirse en objetivo prioritario del Departamento del Tesoro de Estados Unidos.


La Fiscalía lo perfila como un cabecilla de la Mara Salvatrucha quien en 2010 supuestamente organizó una estructura para llevar droga hacia Estados Unidos, incluso ha sido vinculado con el Cartel de Texis.

En junio de 2013, el Departamento del Tesoro lo designó como blanco prioritario de persecución de la justicia de ese país y prohibió a entidades e individuos estadounidenses realizar cualquier tipo de transacción con él.

En las indagaciones le descubrieron varios inmuebles como ferreterías, agroservicios y hasta una fábrica de bloques. Desde principios de 2000 es el jefe de la clica Normandis Locos Salvatruchos, que opera en el departamento de Sonsonate,  especializada en tráfico de droga. Esta estructura puso de moda a “los embolsados”, es decir los crímenes en los cuales asesinaban a sus víctimas y luego las dejaban en la vía pública en bolsas negras.

El turno del segundo hijo

Con “Barney” prófugo tras un proceso de tráfico ilícito en el Tribunal Quinto de Sentencia de San Salvador, el “Coronel Bercián” tuvo que depositar todo el aparataje logístico en su segundo hijo, José Adán Silva Bercián, quien en las pesquisas realizadas por la Unidad Especializada de Delitos de Narcotráfico aparece al frente de una de las tres estructuras desarticuladas la semana pasada a nivel nacional.

“En el caso José Adán Silva Bercián y del señor Asmael Arturo Bercián Rivera, estaban haciendo negociaciones de alrededor de 25, 30 y 50 kilogramos, lo cuales eran trasladados, y había hecho viajes a Colombia, vía Honduras, y al regresar al país comienza hacer negociaciones”, explicó una de las fiscales de la causa, que es conocida en el Juzgado Especializado de Instrucción “B” de San Salvador.

Según el Ministerio Público, al llegar de Colombia, Silva Bercián comenzó a reunirse con miembros de las otras dos estructuras dedicadas a la narcoactividad, entre ellos Luis Alejandro Cruz Lorenzana, alias “Rafa”. De esos encuentros hay fotografías ya que agentes antinarcóticos hicieron labores seguimiento y vigilancia.

Este caso en el cual el “Coronel Bercián” y su segundo hijo son procesados comenzó el 5 de enero de 2016, cuando se instruyó indagar una estructura dedicada al narcotráfico dirigida supuestamente por Roberto Carlos Portillo Maltez, alias “El Pelón”, quien contaba con varios colaboradores individualizados como Óscar Villalta Escoto, que buscaba los clientes y distribuidores.

Otro de los colaboradores de “El Pelón” es supuestamente Miguel Jovel Ayala, quien al ser investigado llevó a los fiscales hasta Alejandro Cruz Lorenzana, que participó en varias transacciones de droga incautadas por la Policía y donde fueron capturados siete imputados, que ya estaban guardando prisión y fueron notificados por nuevos delitos el pasado 30 de abril.

Haciendo pesquisas de esta red, surgió la línea de investigación de una segunda estructura arraigada en el Puerto de La Libertad, dirigida por Jorge David Ávalos Rivera, excandidato a alcalde del municipio de Jicalapa, departamento de La Libertad. Ávalos Rivera estaría conectado directamente con Bernardo Adalid Magaña Artero, expresidente del equipo de fútbol 11 Municipal.

Investigando esta célula aparecen dirigiendo una tercera red, Asmael Arturo Bercián Rivera, alias “Coronel Bercián” y su hijo José Adán Silva Bercián. Estos dos supuestos narcotraficantes llevan a los agentes antinarcóticos hacia Miguel Jovel Ayala, perfilado como el encargado de conectar a las tres estructuras para adquirir la droga.




RECOMENDACIÓN DE LA REDACCIÓN

Inspector PNC acusado de red narco, libre bajo fianza

El inspector jefe de la Policía Nacional Civil (PNC), Jesús Antonio Maradiaga, canceló ayer la fianza …

MÁS INFORMACIÓN
“Barney” siempre salió bien librado

Moris Alexander Bercián Machón, “Barney”,  siempre ha salido bien librado de los procesos penales y de …

MÁS INFORMACIÓN
Acusan a presuntos narcotraficantes de tres bandas que operaban en el país

Supuestamente la droga que las tres estructuras estaban traficando proviene de Colombia, según la i...

MÁS INFORMACIÓN


Opine y Comente

Diario El Mundo abre este espacio de opiniones para que se pueda debatir, construir ideas y fomentar la reflexión. Por eso, pedimos que se evite hacer uso de ataques ofensivos, que incluyan malas palabras, de lo contrario nos reservamos el derecho de publicación.

Recuerde que este es un medio que está para generar opinión constructiva.