Cerrar [X]

Buenos Días

¿Cuántos José Agapito hay en las cárceles?

Álvaro Cruz Rojas / Editor Jefe

Miércoles 5, Octubre 2016 - 12:00 am

alvaro-rojas1Un hombre llamado José Agapito Ruano Torres fue torturado, enjuiciado y condenado por error. Pasó 15 años en prisión acusado por un secuestro que no cometió, en un evidente caso de lo mal que opera la Fiscalía con sus acusaciones y los jueces en condenar sin mayor evidencia.

A diferencia de mucha gente que le pasa lo mismo, Ruano y sus familiares demandaron al Estado salvadoreño ante la Corte Interamericana de Derechos Humanos, que encontró culpable al Estado y lo obligó a medidas de reparación y a una indemnización.

¿Cuántos José Agapito hay en nuestras cárceles? ¿Cuántos acusados confusamente por la Fiscalía terminan en prisión durante años?  Yo he conocido por lo menos a una docena, pero seguramente hay cientos que se han quedado sin reparación, destruidos moral y económicamente.

publicidad

Parte del problema es que aquí no existe prueba científica para presentarse en los juicios. Mucho se basa en “testigos criteriados” que resultan ser tanto o más cuestionables que el propio acusado y a veces, solo es instrumento de venganza.

En los tribunales, muchos fiscales auxiliares no escuchan razones y por mucho que sea evidente la inocencia de un acusado, son incapaces de aceptar un error en sus acusaciones. Lo he visto, me consta en varios casos. Además, en los tribunales ocurren tantas cosas raras y muchas veces los jueces actúan con base a criterios ideológicos o económicos, sin importarles si afectan a un inocente. La corrupción del sistema judicial es parte de este problema.


En este caso, José Agapito recibió una placa del Gobierno y la compensación. Pero ¿quién va a reponerle la pesadilla de 15 años en prisión, alejado de su familia, conviviendo a diario con criminales peligrosos y viendo su juventud irse por culpa de una injusticia?.

 

 




RECOMENDACIÓN DE LA REDACCIÓN



Opine y Comente

Diario El Mundo abre este espacio de opiniones para que se pueda debatir, construir ideas y fomentar la reflexión. Por eso, pedimos que se evite hacer uso de ataques ofensivos, que incluyan malas palabras,
de lo contrario nos reservamos el derecho de publicación.

Recuerde que este es un medio que está para generar opinión constructiva.