Cerrar [X]

Editorial & Opinion

De política y artes afines

Dr. Mauricio E. Colorado / Abogado

lunes 13, noviembre 2017 - 12:00 am

Queramos o no, el ambiente de nuestro país refleja una situación tensa en cuanto a la política se refiere. Se ha hecho una situación única en el sentido que se ha unido dos campañas electorales en un solo tiempo: la elección de alcaldes y diputados, y la de presidente. Lo anterior pese a que la Constitución ordena que las campañas para presidente solo permiten propaganda durante los cuatro meses anteriores al día de la elección, dos meses para los de diputados y un mes para los alcaldes.

También es de considerar que el Tribunal Supremo Electoral se encuentra integrado por personas propuestas por los partidos políticos, pero en la actualidad la Sala de lo Constitucional, ha mandado a dicho Tribunal que las juntas receptoras de votos se integren con ciudadanos que no pertenezcan a partidos políticos. En lo personal me produce la impresión que el evento puede provocar una gran frustración ya que mucha gente independiente no tiene motivación para incorporarse a un proceso electoral en un país que no logra obtener un nivel de honradez reconocido, ya que lejos de purificarse el sistema se hay producido una especie de perfeccionamiento del fraude, haciéndose casi institucional. Mareros interviniendo en el proceso reteniendo a la fuerza los duis de los votantes, restringiendo el acceso a los lugares de votación, ejerciendo presión en determinadas formas para exigir el voto a favor de determinados candidatos, etc., etc.

Algunas personas acusan a la Sala de lo Constitucional de irrespetar el espíritu constitucional al actuar contra la disposición de que la autoridad electoral máxima, o sea el Tribunal Supremo Electoral, al dictar resoluciones que obligan a actuar en temas electorales en determinado sentido. En el momento actual existen dos partidos que se reconocen como los grandes, y todos los demás como partidos pequeños, algunos conocidos y otros como perfectos desconocidos, pero que por disposición de la ley gozan de existencia y por lo mismo tienen derecho a participar en elecciones.

publicidad

Esta particular situación es aprovechada por reconocidos políticos para hacer gala de artificios que les produzcan beneficios de todo tipo, especialmente económicos y de otro tipo. Estas circunstancias provocan que muchos ciudadanos rehuyan de participar en política como actores desempeñando cargos públicos y hasta negándose a ejercer su derecho al voto y mas aun, a recomendar a los ciudadanos que no acudan a votar, sin percatarse de que con esta actitud lo que se logra es fortalecer a los políticos profesionales en malas prácticas que viven de los dineros del pueblo para darse la gran vida, sin dar frutos a favor de la población.

Recientemente una misión de diputados viajó a Rusia. Pregúntese el lector cuál ha sido el beneficio recibido por semejante misión oficial y podrá confirmar lo afirmado. En el presente podemos observar que la lucha contra la corrupción se ha iniciado tímidamente, al encarcelar a funcionarios de primer nivel complicados por actuaciones reñidas con la ley y el enriquecimiento ilícito.


Semejante situación solamente comprueba que las instituciones de resguardo del tesoro público como Probidad, Corte de Cuentas, Ética y otras, han sido únicamente instituciones ineficaces, que lejos de proteger la hacienda pública, han cohonestado irregularidades que en cualquier país del mundo serían causa de procesos.

Los finiquitos extendidos a expresidentes que actualmente se encuentran cuestionados en su actuar en beneficio patrimonial han sido aberraciones de oportunidad que denotan el grado degenerativo de los funcionarios involucrados. Es comprensible -aunque no justificable- que la gente se desilusione de la política nacional y procure desligarse de sus obligaciones cívicas como escoger a sus funcionarios. Pero la lucha por el rescate de nuestro país consiste en escoger gente honrada y capaz para los cargos públicos. Votar por los candidatos capaces es vital para salvar a El Salvador.




RECOMENDACIÓN DE LA REDACCIÓN



Opine y Comente

Diario El Mundo abre este espacio de opiniones para que se pueda debatir, construir ideas y fomentar la reflexión. Por eso, pedimos que se evite hacer uso de ataques ofensivos, que incluyan malas palabras,
de lo contrario nos reservamos el derecho de publicación.

Recuerde que este es un medio que está para generar opinión constructiva.