Cerrar [X]

Deportes

Dejó su vida en Estados Unidos para perseguir su sueño de jugar en Alianza

Jorge Benítez

sábado 7, octubre 2017 - 5:42 am

A lo largo de la historia, existen innumerables casos de personas que abandonan prácticamente  todo lo que tienen con tal de perseguir sus sueños y hacerlos realidad; así es la historia de Josael Isaí Saravia, hijo de padres salvadoreños, que nació y creció en el estado de Virginia, Estados Unidos, a Isaí, no le importó dejar a su familia, amigos y costumbres, para viajar a un país desconocido como El Salvador, para cumplir su objetivo de ser un futbolista profesional.

Isaí cuenta que desde el momento en que su papá le regaló un balón de fútbol a  los cinco años, inconscientemente se inclinó por practicar el deporte que más emociones levanta en el mundo y desde los 12 años se decantó por ser guardameta; su talento lo llevó a estar un tiempo en las inferiores del D.C United de la Mayor League Soccer, donde llamó la atención de un ex preparador de arqueros de Alianza, el cual le hizo la invitación para venir a probarse al cuadro capitalino.

Al quedar en la reserva de Alianza para el Apertura 2017, su progresión ha sido rápida, se ha establecido como titular de la inferior y ahora que entrena con el equipo mayor; Isaí confiesa que cuando llegó al equipo, uno de sus obstáculos fue adaptarse al sistema de juego en el fútbol nacional.

publicidad

“Allá (Estados Unidos) el fútbol es muy despacio, es más rápido aquí, me costó un poco adaptarme porque hay unas cosas que allá enseñan y son diferentes acá, al corregir a mi equipo, como portero me cuesta hablar español”, expresó, Isaí.

Con apenas 18 años, el joven jugador confiesa que Keylor Navas y Óscar Arroyo son sus máximas referencias, pero que tiene una gran escuela al compartir entrenos con arqueros como Rafael García y Fidel Mondragón.


“Siento honor entrenar ahí con ellos, aprendo más estar ahí cada día, y quiero seguir sumando experiencias”, enfatizó.

El portero, relata que una de las motivaciones de seguir luchando por su sueño es que su familia siempre lo ha apoyado incondicionalmente, aunque la mayoría de tiempo no está con sus padres, siempre los siente cerca, siempre están pendientes de él, y son pieza fundamental en mantener su anhelación de debutar en primera.

“Mi papá siempre me dice que debo seguir trabajando, y que nunca me tengo que dar por vencido”, “Mi primer objetivo es debutar en primera, representar la camisa de Alianza de la Mayor y jugar con la Selección”, declaró, Aguilar.

Además, dice que le gustan las playas del país, su clima cálido y que siempre escuchó hablar de Jorge “Mágico” González, al cual considera el mejor jugador en la historia del El Salvador; le encantan las pupusas revueltas entre otras cosas del pulgarcito.

Asegura que en el tiempo que ha estado en los suelos cuscatlecos le ha enseñado a valorar las cosas que tiene  y que para lograr su objetivo debe aprender a superar sus deficiencias, asegura que dejar su vida en Estados Unidos no es nada comparado con los deseos de poder triunfar en este deporte.

“Con trabajo se logra todo, hay veces que se  tiene que dejar la familia para lograr sus objetivos, mi sueño esta sobre todo”, concluyó.

 

 

 

 

 

 

 

 




RECOMENDACIÓN DE LA REDACCIÓN

Alianza prepara otra celebración a la europea

Tal como sorprendió hace un año al realizar una de las mejores exhibiciones que ha visto …

MÁS INFORMACIÓN
Definidos los ocho cabezas de serie en el mundial

  Con la mayoría de Selecciones clasificadas a la Copa del Mundo del próximo año (23 por …

MÁS INFORMACIÓN
Así recuerda el Barça los 13 años de Messi desde su debut oficial

  Leo Messi debutó un 16 de octubre de 2004 cuando entró en el minuto 84 por …

MÁS INFORMACIÓN


Opine y Comente

Diario El Mundo abre este espacio de opiniones para que se pueda debatir, construir ideas y fomentar la reflexión. Por eso, pedimos que se evite hacer uso de ataques ofensivos, que incluyan malas palabras,
de lo contrario nos reservamos el derecho de publicación.

Recuerde que este es un medio que está para generar opinión constructiva.