Cerrar [X]

Editorial

Desafortunado veto presidencial y clima de negocios

Alvaro Cruz

lunes 8, mayo 2017 - 12:00 am

Mientras abundan las quejas sobre los enormes retrasos en las aduanas para exportadores e importadores, la semana pasada el presidente  Sánchez Cerén vetaba las reformas a la Ley de Simplificación Aduanera que buscaban acortar tiempos para el paso de productos por las Aduanas.

La medida buscaba facilitar el comercio, en momentos en que el Gobierno ha aumentado la tramitología, la discrecionalidad y la burocracia de una manera que crea obstáculos notables en el clima de negocios.

La propia embajadora de EEUU decía el jueves que es necesario tener regulaciones aduaneras que garanticen la seguridad, pero que no impidan el comercio y advertía que todavía existen barreras para el crecimiento, como las tramitología en las fronteras. Pero el Gobierno no ve estas fallas por ningún lado.

publicidad

La única justificación del mandatario es que las reformas son “inconvenientes” porque pueden favorecer el contrabando y el ingreso de productos ilícitos, algo que no ocurrirá si Aduanas cumple su trabajo como la ley manda.

Si a todo eso se suma ese discurso oficial contra los empresarios, a los que llama a “derrotar” y considera “enemigos”, realmente es cada vez más preocupante el clima de negocios en el país.





RECOMENDACIÓN DE LA REDACCIÓN



Opine y Comente

Diario El Mundo abre este espacio de opiniones para que se pueda debatir, construir ideas y fomentar la reflexión. Por eso, pedimos que se evite hacer uso de ataques ofensivos, que incluyan malas palabras,
de lo contrario nos reservamos el derecho de publicación.

Recuerde que este es un medio que está para generar opinión constructiva.