Cerrar [X]

Editorial

Descartada la cumbre para Maduro

Alvaro Cruz

miércoles 23, agosto 2017 - 12:00 am

Hacer una cumbre en el país para defender a la dictadura de Maduro hubiera sido un desastre, una vergüenza inmensa, una afrenta a los derechos humanos y a las libertades fundamentales.

Maduro la convocó públicamente, ahora la cancillería salvadoreña corrige la plana y sostiene que no hay consenso para realizar una cumbre extraordinaria sobre el caso de Venezuela, además hay un tsunami de críticas internas en el país.

En realidad lo que sucedió es que el dictador venezolano se creía que podía ordenar al gobierno salvadoreño, en base a su incondicional respaldo y el abundante apoyo financiero al partido oficial, organizarle una cumbre en el país. Hubiera sido una cumbre en la que muy probablemente solo hubiera asistido el club de amigos de Maduro: Bolivia, Cuba, Nicaragua y El Salvador.

publicidad

El problema es que Maduro es indefendible, no hay un solo gobierno decente en América Latina que lo siga respaldando, ni la izquierda democrática como Chile o Uruguay y últimamente Ecuador, cuyo nuevo mandatario ha abogado por los presos políticos. Ni qué decir de la Unión Europea o Estados Unidos. Seguir apoyando a Maduro es ir contra la historia, contra corriente y El Salvador no puede seguir en ese vergonzoso rumbo.




RECOMENDACIÓN DE LA REDACCIÓN



Opine y Comente

Diario El Mundo abre este espacio de opiniones para que se pueda debatir, construir ideas y fomentar la reflexión. Por eso, pedimos que se evite hacer uso de ataques ofensivos, que incluyan malas palabras,
de lo contrario nos reservamos el derecho de publicación.

Recuerde que este es un medio que está para generar opinión constructiva.